Carretera Secundaria

Algar, el pueblo que quiere convertir las charlas al fresco en Patrimonio de la Humanidad

Las charlas al fresco, ¿Patrimonio de la Humanidad? En nuestra Carretera Secundaria viajamos a Algar, el pueblo gaditano que quiere convertir las tradicionales charlas al fresco en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¿Lo conseguirá? Te invitamos a descubrirlo

ondacero.es

Madrid | 05.09.2021 13:49 (Publicado 05.09.2021 13:46)

Una temporada más, en Por fin no es lunes cogemos nuestra Carretera Secundaria con Eva García para recorrer los pueblos de España. Los domingos viajaremos como es habitual a las zonas rurales para conocer su situación, sus historias, sus proyectos y sus anécdotas. Hoy nos acercamos a Algar, un pueblo gaditano de unos 1.400 habitantes que no está dispuesto a perder una tradición que durante años ha estado muy arraigada en Andalucía y que, parece, que ahora corre el riesgo de desaparecer debido a los avances y a las tecnologías. Esta costumbre son "las charlas al fresco" que consiste en sacar la silla a la puerta de casa para hablar con los vecinos cuando cae la noche. Ahora su alcalde se ha propuesto que estas tertulias a pie de puerta sean declaradas por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La iniciativa ha llamado tanto la atención que ya ha cruzado fronteras. Hasta el mismísimo The Guardian y la BBC se han hecho eco de esta petición. El alcalde, José Carlos Sánchez, nos ha contado en Por fin no es lunes cómo surgió la idea. Todo comenzó cuando recibió un mensaje con un artículo que decía “Salir al fresco con la UNESCO”. En ese momento se le encendió la bombilla y dio el paso. Publicó en el perfil de Facebook del Ayuntamiento de Algar una convocatoria para que todos los vecinos salieran a charlar al fresco el 30 de julio y fue un éxito. El alcalde grabó un video para promocionar la iniciativa y la idea ha dado la vuelta al mundo. Medios de Argentina, de Italia, Eslovenia, Eslovaquia,... el propio The Guardian o la BBC se han hecho eco de la propuesta.

Los vecinos se han mostrado encantados con la idea. Antonia Aguilera, una vecina del municipio y asidua de estas charlas nos ha contado cómo son estas tertulias. Y nos ha asegurado que hablan de todo, del día a día, de los maridos, de sus tareas y hasta de sexo. Y eso sí, tampoco faltan los cotilleos para darle un poco de salseo a la noche. ¿Quieres descubrir cómo son estas charlas al fresco?