CARRRETERA SECUNDARIA

Veguellina de Órbigo, el pueblo que esconde un auténtico tesoro de cine

En Por fin no es lunes en nuestra Carretera Secundaria viajamos a Veguellina de Órbigo, el pueblo que esconde la mayor colección de proyectores de cine de España. Hablamos con Miguel Pérez, más conocido como Trébol, que lleva toda la vida comprando y restaurando estas joyas cinematográficas

ondacero.es

Madrid | 24.04.2022 12:28

En Por fin no es lunes cogemos nuestra Carretera Secundaria para dirigirnos a Veguellina de Órbigo, un pueblo de Castilla y León que alberga un auténtico museo del cine. Eva García nos descubre un pequeño tesoro formado por antiguas joyas cinematográficas. Todo un paraíso que dejaría con la boca abierta a más de un cinéfilo.

El guardián de este tesoro se enamoró del séptimo arte cuando era un niño. Tenía 14 años y apenas tenía dinero para pagarse la entrada del cine. Así que se las ingenió para que el operador le colara en su cabina cada vez que había una proyección. Domingo tras domingo, subido a una banqueta, a los pies de aquella OSSA de 35 milímetros, escuchaba solícito las explicaciones de su maestro. Aquel pupilo aprendió el oficio y se convirtió en operador. Trabajó en el cine Gordón y en el Apolo de Veguellina. También en el Imperial de Benavides. En una época, hace 50 años, en la que los besos estaban vetados por la censura y las salas se llenaban hasta la bandera con gente de pueblos de alrededor.

Este amante del cine, electromecánico de profesión, nunca abandonó su pasión. Y en 1996 adquirió su primer proyector. Después, compró otro y otro y otro, hasta llegar al día de hoy, que atesora una colección de más de 100 proyectores. Muchos centenarios. Con piezas que ya no se fabrican y que él mismo reconstruye, a ojo y sin medidas.

Estas pequeñas joyas del cine esperan algún día ocupar las vitrinas de un museo. Un museo que sería único en Europa. Hoy en Carretera Secundaria hablamos con este restaurador y coleccionista de viejas máquinas de cine. Se llama Miguel Pérez, más conocido como Trébol, y entre sus galardones ostenta la Medalla Lumière del Cine. ¿Nos acompañas en este viaje?