Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA BRÚJULA

La carta de Ónega a Trapero: "Héroe o víctima del procés"

Buenas noches a don Josep Lluis Trapero, ex Mayor de los Mossos d’Esquadra y desde hoy sometido a juicio en la Audiencia Nacional.

ondacero.es
  Madrid | 20/01/2020

Déjeme decirle que usted es un personaje sugestivo, de prestancia física sobresaliente, de buena estampa de seriedad y autoridad como corresponde a un jefe policial, al que hemos admirado en algunas de sus actuaciones conocidas, que nos dejó dudas en otras y al que, si tuviera que dedicarle un único calificativo, sería el de enigmático. Creo que es enigmático para mucha más gente, porque esa gran cronista que es Isabel García Pagán se preguntó en el diario La Vanguardia si usted se sienta en el banquillo como héroe o como víctima del procés. En el fondo, esa será la esencia de la vista, que puede durar dos meses. Y sospecho que, si se hiciera una encuesta, dentro y fuera de Cataluña, lo confirmaría. Durante todo su mandato usted ha sido uno de los iconos independentistas. Sin que haya una declaración suya que lo justifique, Trapero era para el independentismo algo así como un Abraham vestido de Mosso y con mando en tropa que usaría esa tropa para llevar al pueblo catalán a la tierra prometida de la soberanía nacional. Era como el jefe supremo de unas Fuerzas Armadas que garantizarían el tránsito. Esa fue la imagen que se hizo de usted y creo que a usted le gustaba.

Hasta que pasó todo lo de septiembre y octubre de 2017. Y ahí es donde empieza el Trapero enigmático: el que para la Fiscalía era la mano armada para que el referéndum fuese un éxito; pero usted afirma que lo único que hizo fue obedecer a la autoridad judicial. Para las acusaciones, usted trabajó para la causa soberanista; pero ahora resulta que ese mismo Trapero considera barbaridades las resoluciones del Parlament y la vía unilateral. También se le acusa de estrategia deliberada de cerco a la Guardia Civil, pero usted asegura que siempre colaboró con la Guardia Civil. Dos Traperos en una persona, don Josep Lluís. Si por su declaración de hoy fuese, yo le pondría en libertad, porque todo eso lo dice casi con religiosa convicción. Pero faltan las pruebas. Yo no quiero hacerle un juicio paralelo. Pero ya me intriga saber cuál es el Trapero de verdad.