Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La mayoría de intoxicaciones alimentarias tienen lugar en el hogar

Diez errores alimentarios que derivan en intoxicaciones

Hablamos con el nutricionista Julio Basulto en Julia en la Onda. La mayor parte de intoxicaciones alimentarias suceden en verano y en nuestro hogar. Basulto nos hace un decálogo de los errores más frecuentes que pueden derivar en una intoxicación.

ondacero.es
  Madrid | 12/06/2019

Muchas de las intoxicaciones alimentarias que se producen en verano están relacionadas con la salmonelosis. Nuestro especialista asegura también que la mayor parte de las intoxicaciones tienen lugar en el hogar, "a pesar de que muchos culpan a los chiringuitos".

Basulto repasa los errores principales que cometemos en verano y que producen diarreas o intoxicaciones alimentarias. Aunque la mayoría de afectados no pasan por el hospital, en determinados sectores de la población, como las embarazadas o las personas con el sistema inmune débil, las consecuencias pueden ser letales.

Decálogo de errores que producen intoxicaciones alimentarias

1) Probar la comida. Los microorganismos no se ven. El sabor y el aroma pueden estar perfectos, e incluso visualmente pueden parecer sanos, y sin embargo, puede haber una colonia de microorganismos en el alimento.

2) No lavarnos las manos. "Debemos lavarnos las manos al menos durante veinte segundos".

3) La contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocinados. Por ejemplo, cometemos un error cuando preparamos una tortilla y utilizamos para darle la vuelta el mismo plato en el que luego la servimos.

4) Descongelar a temperatura ambiente. "Los microorganismos están en su salsa a temperatura ambiente". Debemos descongelar la comida en el frigorífico o en el microondas y nunca en la encimera.

5) La carne no se lava. Hay mucha gente que lava la carne, y eso provoca que los microorganismos que hay en la carne se propaguen por la encimera.

6) Dejar que la comida se enfríe antes de meterla en la nevera. Es preferible meter la comida templada en la nevera, o cortar en trozos pequeños la comida para que se enfríe antes de meterla en el frigorífico. Si dejamos que se enfríe durante horas, es posible que se infecte.

7) Comer la masa cruda del pastel o galletas antes de meterla en el horno. En la masa hay huevo crudo y por lo tanto posibilidad de salmonelosis.

8) Cocinar poco la carne o el pescado. Igual que con la tortilla poco hecha también hay posibilidades de intoxicarse, tampoco es recomendable comer el pescado poco hecho.

9) Comer al día siguiente los alimentos que has dejado fuera de la nevera toda la noche. Los alimentos que has cocinado para cenar y que dejas a temperatura ambiente, por ejemplo, en el horno, no se deben comer al día siguiente.

10) Comer mayonesa en mal estado. La mayonesa es la estrella de las fuentes de infección. Si no quieres optar por la mayonesa industrial y vas a tomar mayonesa casera, tómala inmediatamente y con un buen chorreón de vinagre. Y la que sobra, a la basura. Además, Basulto recomienda que las embarazadas, niños o personas enfermas no coman mayonesa.