Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

"El transistor y la emoción"

El fútbol provoca resentimientos y frustraciones. Si al fútbol le metes el transistor unirás al gran espectáculo de nuestro tiempo, el más solidario de los elementos de la comunicación. El más humano, el más interclasista, el más segmentario, el más inmediato y el ungüento de todo tipo de soledades. Hará falta el comunicador. Ese hombre capaz de verbalizar con sus palabras aquellos sentimientos, resultado de las emociones.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid
| 05/09/2016

“Sólo el amor es un sentimiento más poderoso que el fútbol”, lo dijo el legendario futbolista austríaco Mathias Sindelar. Lo sabemos. Desde pequeños hemos vivido con el transistor la felicidad. Pero si pierdes, puede ocurrir todo lo contrario. Despecho, dudas, inseguridad, tristeza, desilusión y en ocasiones, mala suerte. El fútbol provoca resentimientos y frustraciones. Si al fútbol le metes el transistor unirás al gran espectáculo de nuestro tiempo, el más solidario de los elementos de la comunicación. El más humano, el más interclasista, el más segmentario, el más inmediato y el ungüento de todo tipo de soledades. Hará falta el comunicador. Ese hombre capaz de verbalizar con sus palabras aquellos sentimientos, resultado de las emociones.

A partir de hoy, a las once y media de la noche en Onda Cero, se oirá la voz de un hombre romántico, nostálgico, melancólico, trabajador, solitario, enamorado del pasado y de sus vivencias, aquel al que le gusta perdonar, estar en familia y codearse con los amigos de la infancia, como Luciano.

Un líder en la distancia corta, radiofonista estudioso de la entrevista en la que se complace con respeto, afectividad, con un sacacorchos sutil que genera información y confianza. Es de Brunete, se llama José Ramón de la Morena y ha dicho “tengo la sensación de que ahora empieza lo mejor”. No es una devaluación del pasado, sino una de respeto y el impulso humano que necesita para conquistar lo que ahora, aún hoy, antes de que empiece el programa es su gran ilusión, “el transistor”. Seguro.