Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Los pediatras recomiendan enseñar a nadar a los menores lo antes posible

Además de la vigilancia, otros factores que pueden aumentar de forma significativa el riesgo de que los niños se ahoguen son “no saber nadar o sobrestimar la capacidad natatoria, afición a comportamientos de riesgo o alteraciones del comportamiento, así como enfermedades concomitantes como la epilepsia”, apunta el doctor Modesto i Alapont.

Redacción | Madrid | Actualizado el 23/07/2018 a las 13:45 horas

Los pediatras recomiendan enseñar a nadar a los menores lo antes posible

Los pediatras recomiendan enseñar a nadar a los menores lo antes posible / Redacción

Según la Sociedad Valenciana de Pediatría (SVP), los accidentes en las piscinas en menores aumentan en verano y la ausencia de vallas en las piscinas incrementa el riesgo de ahogamiento es de 3 a 5 mayor. Además, el mayor número de fallecimientos de este tipo se producen en los primeros seis meses de vida, tras el primer contacto con el agua. Para evitar estos accidentes, los pediatras aconsejan vigilar siempre a los menores durante el baño este verano, aprender reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios y respetar las normas de seguridad, entre otras.

Además de la vigilancia, otros factores que pueden aumentar de forma significativa el riesgo de que los niños se ahoguen son “no saber nadar o sobrestimar la capacidad natatoria, afición a comportamientos de riesgo o alteraciones del comportamiento, así como enfermedades concomitantes como la epilepsia”, apunta el doctor Modesto i Alapont.

Para evitar accidentes durante los baños en playas y piscinas “es importante que los adultos a cargo de los niños no les pierdan de vista, que estén al alcance de su mano para poder evitar caídas, aunque apenas haya agua. Además, en la medida de lo posible deberán enseñarles a nadar cuanto antes para que aprendan habilidades de supervivencia en el agua”, aconseja el doctor Modesto i Alapont, jefe clínico de la UCI Pediátrica del Hospital Universitario y Politécnico la Fe de Valencia y miembro de la SVP.

Se deberán evitar los flotadores hinchables y procurar vallar de forma completa las piscinas, en caso de que sean privadas, y colocar señales de alarma. “Será preciso también evitar las carreras, las zambullidas, bañarse en zonas no vigiladas, y no tirarse de cabeza, entre otras. Por otro lado, deberán cumplirse las indicaciones de bandera roja en playas, así como otras normas de seguridad que contemplen las instalaciones”, añade.

Además, es importante tener unos mínimos conocimientos de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP).