ATENCIÓN PRIMARIA

Esto es lo que hace falta para que la Sanidad española funcione bien: hay que contratar 8.000 médicos más

El informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) que califica la situación de la Atención Primaria de "extremadamente preocupante".

ondacero.es

Madrid | 19.01.2023 14:19

Imagen del centro de Salud de General Ricardos (Carabanchel) en Madrid.
Imagen del centro de Salud de General Ricardos (Carabanchel) en Madrid. | EFE

El V informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) sobre la situación de la Atención Primaria en las 17 autonomías califica la situación de "extremadamente preocupante".

Uno de cada cinco pacientes (21,4%) que en 2022 necesitó ser atendido en Atención Primaria no pudo hacerlo. La Comunidad de Madrid figura en este informe como la comunidad con mayor porcentaje de pacientes de pacientes que necesitaron acudir a su centro médico por sufrir un importante problema de salud y no pudieron hacerlo, un 26,7 %.

A la Comunidad de Madrid, le sigue Andalucía con un 24,7% de pacientes con problemas importantes de salud que no pudieron acceder a su centro, por delante de Cataluña y la Comunidad Valenciana, con el 23,6%.

Demoras de más de siete días para ser atendido

En cuanto a las demoras, el informe revela que en 2022 el 85,6% de los pacientes encuestados tuvo una demora superior a dos días en las consultas de Atención Primaria, más del doble que en 2019 mientras que un 54,3% sufrió retrasos de siete días o más, 20 puntos por encima de los datos de hace cuatro años.

De media la demora en España es de 8,8 días, tres días más que en 2019 cuando era de 5,8 y seis comunidades superan los nueve, liderando la lista Cataluña con 11,59 y la Comunidad Valenciana, 10,03. Le siguen Andalucía, Baleares, Canarias y la Comunidad de Madrid, todas ellas en torno a los nueve días.

¿A cuántos sanitarios hay que contratar?

Para mejorar y consolidad la Atención Primaria, el informe recomienda en sus conclusiones que deben incrementarse notablemente los presupuestos sanitarios, una cifra que se estima razonable es en torno al 25% del presupuesto sanitario público, es decir, unos 10.000 millones de euros más, lo que debe realizarse de una manera escalonada.

En 2023 debería de fijarse en 540 € por habitante y año. En todo caso sería importante una financiación sanitaria finalista para poder garantizar los presupuestos destinados a la Atención Primaria y acabar con la excesiva variabilidad actual.

Incremento sustancial de las plantillas

El informe indica que es fundamental disminuir la presión asistencial en la Atención Primaria y para ello es necesario incrementar las plantillas y que se establezca un máximo de 1300 en la ratio de Tarjeta Sanitaria Individual para profesionales médicos y de enfermería y de 1.000 para pediatría.

Esto significa a corto plazo un aumento de al menos 8.000 profesionales de medicina y 15.000 de enfermería en todo el país. A medio plazo deberíamos avanzar hacia una relación de profesional de enfermería /medicina de 1,5.

Además, debe garantizarse a corto plazo que no existan profesionales médicos y de enfermería con más de 1.500 TSI asignadas.

También deben ser convocadas todas las plazas de formación MIR acreditadas para pediatría, medicina de familia y enfermería comunitaria, para permitir la existencia de especialistas cualificados en Atención Primaria.

Aumento del personal administrativo

El informe recomienda la contratación de 10.000 profesionales administrativos para lograr una ratio de 1.700 TSI /administrativo.