CRISIS DIPLOMÁTICA

Sánchez advierte que es "inaceptable" atacar fronteras como protestas y Marruecos responde que la causa de la crisis "no es migratoria"

El presidente del Gobierno acusa a Marruecos de "atacar las fronteras" como forma de protesta, pero desde Rabat exigen a España "no desviar la atención de las verdaderas causas de la crisis".

ondacero.es

Madrid | 31.05.2021 19:26

Mohamed VI y Pedro Sanchez
Mohamed VI y Pedro Sanchez | EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que es "absolutamente inaceptable" que Marruecos haya podido "atacar las fronteras" de Ceuta con el asalto de más de 10.000 personas como forma de protestar por un problema de política exterior.

"No es admisible que un Gobierno diga que se atacan las fronteras, que se abren para que entren 10.000 en un país vecino, por desavenencias y discrepancias en política exterior", ha subrayado Sánchez en la rueda de prensa tras la cumbre hispano-polaca celebrada este lunes en Alcalá de Henares y en respuesta a la declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos.

Marruecos ha hecho público hoy un comunicado en el que se desvincula la crisis con España de la presencia de Brahim Ghali y se especifica que lo que Marruecos espera de Madrid es "una aclaración sin ambigüedades de sus elecciones, sus decisiones y sus posiciones" sobre la cuestión del Sáhara.

Para Sánchez, esta actitud es "absolutamente inadmisible" y ha recordado que Marruecos "no debe olvidar que no tiene ni mejor ni mayor aliado en la UE que España", que es un "interlocutor imprescindible, necesario y privilegiado" con Europa.

Sánchez califica la actitud de Marruecos como "inadmisible"

"Si lo que se esta diciendo es que Marruecos ha utilizado la inmigración, el asalto de las fronteras españoles por más de 10.000 marroquíes en 48 horas, a mí me parece absolutamente inaceptable y por tanto rechazo esa declaración", ha asegurado el presidente del Ejecutivo.

Además, ha planteado una "actitud constructiva" con Marruecos y ha recordado que "la vecindad y necesaria relación bilateral se debe cimentar sobre el respeto y la confianza" y que el "respeto y la confianza no se construyen si lo que se está diciendo es que por una desavenencia no se respetan las fronteras".

Marruecos reitera que la causa de la crisis no es una cuestión migratoria

Marruecos se ha mostrado sorprendido por las palabras de Sánchez y ha emitido un comunicado asegurando que "no tiene la costumbre de entrar en polémicas en lo referente a declaraciones de altos responsables de países extranjeros", pero pide al Gobierno de España "varias aclaraciones".

Entre ellas, exigen saber "qué diplomático marroquí ha hecho declaraciones refiriéndose a la cuestión migratoria", ya que todos aquellos que han intervenido en esta crisis no se han referido en ningún momento a ello. Apuntan que el Ministerio de Asuntos Exteriores solo lo ha mencionado pero para "recordar la buena coordinación".

Desde Rabat, señalan que "no corresponde a los responsables extranjeros decidir qué ministro marroquí debe hablar sobre qué temas" y reiteran que la crisis entre ambos países no está vinculada a la cuestión migratoria, por lo que "no debe utilizarse como pretexto para desviar la atención de las verdaderas causas de la crisis bilateral".