caso pegasus

Caso Pegasus: todo lo que sabemos sobre el espionaje del CNI

Pedro Sánchez comparece este jueves en el Pleno del Congreso a petición de la oposición para dar explicaciones sobre el espionaje con Pegasus. Esto es todo lo que se sabe sobre el espionaje del CNI

ondacero.es

Madrid | 26.05.2022 10:25

Pedro Sánchez charla con Pere Aragonés/ EFE/Quique García
Pedro Sánchez charla con Pere Aragonés | EFE/Quique García

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece esta mañana en el Pleno del Congreso para dar explicaciones sobre los espionajes realizados mediante el sistema Pegasus por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a varios líderes independentistas y otros políticos del propio Ejecutivo central, ya que quedan interrogantes sobre la autoría del espionaje al Gobierno y respecto a quién es responsable de la seguridad de los teléfonos

¿Qué es el sistema Pegasus?

Pegasus en un spyware desarrollado por una empresa israelí en 2010 que tiene su sede en Herzliya, próxima a Tel Aviv. Se llama NSO por las iniciales de los tres creadores (Niv Carmi, Shalev Hulio y Omri Lavie).

NSO se encarga de vender su sistema Pegasus a los gobiernos de todo el mundo. Su modus operandi es infectar los teléfonos móviles para poder extraer toda la información posible de ellos. La principal ventaja de este sistema es que no se necesita ninguna acción por parte del usuario para que el virus entre en el dispositivo en cuestión. Es decir, no hace falta pinchar en enlaces fraudulentos o documentos infectados para que el spyware ataque el teléfono.

63 líderes catalanes espiados

Una investigación de la plataforma tecnológica Citizenlab, reveló el pasado mes de abril que 63 líderes catalanes como Pere Aragonés, Artur Mas o Quim Torra fueron espiados a través de sus dispositivos móviles entre 2017 y 2020 por el sistema informático Pegasus.

Tras conocerse este espionaje, los dirigentes independentistas señalaban al Gobierno como responsable de este ciberespionaje y pedían explicaciones de lo que consideraban que era el caso de espionaje ilegal más grande del mundo y un "atentado directo hacia la democracia y los derechos fundamentales".

El Gobierno negó cualquier responsabilidad del espionaje

El Gobierno aseguró entonces que ni el Ejecutivo ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tenían ninguna relación con el presunto espionaje sufrido por políticos independentistas. El Gobierno sigue negando que tuviera conocimiento del espionaje a los líderes independentistas y días después el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, anunció que también el teléfono del presidente del Gobierno y de algunos ministros fueron atacados por 'Pegasus'.

El teléfono de Sánchez y de algunos ministros también fueron atacados

Días después de conocerse el espionaje a los líderes independentistas, el Gobierno hizo público que Sánchez y Robles también habían sufrido un ciberataque con el mismo programa 'Pegasus' después de que el Centro Criptológico Nacional analizase los terminales del Gobierno.

Finalmente se supo que el teléfono de Grande-Marlaska también había sido infectado y que hubo un intento fallido de acceder al terminal del ministro de Agricultura, Luis Planas, que en aquel momento era embajador de España en Marruecos.

Esta información, lejos de calmar los ánimos de los socios de Gobierno, incendiaron más el ambiente político y la oposición también pidió explicaciones al Gobierno por reconocer, un año después de producirse los ataques con Pegasus, que el Gobierno también fe espiado.

Destitución de la directora del CNI

Tras semanas de presión para que se depurasen responsabilidades al más alto nivel por parte de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y de los socios de investidura, el Gobierno decidió destituir a la directora del CNI, Paz Esteban que llegó a comparecer en la comisión de secretos oficiales del Congreso para dar cuenta de las actuaciones de los servicios secretos en este asunto.

La encargada de hacer pública la decisión fue Margarita Robles --de cuyo departamento depende el CNI--, a pesar de ser la ministra que había defendido a Paz Esteban con más intensidad ante las peticiones de cese. Robles evitó hablar de destitución y sostuvo que se trataba de una "sustitución" para dar un nuevo impulso a la institución, sin hacer referencia a 'Pegasus' ni aclarar los motivos del cese.

Sin embargo, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Sánchez ya habló de "relevo" al frente de los servicios secretos y lo justificó por "un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno".

No obstante, el Gobierno aún no se ha pronunciado respecto a qué departamento es el responsable de la seguridad de las comunicaciones del Ejecutivo y si esta depende del CNI y en última instancia de Robles o bien de la Secretaría General de Presidencia del Gobierno, que en el momento de los ciberataques estaba dirigida por Bolaños.

También está por resolver quién está detrás del espionaje al Gobierno, que presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional. Aunque existen indicios que apuntan a Marruecos, el Gobierno no ha indicado que tenga sospechas del vecino del sur.

Reforma de la ley del CNI y secretos oficiales

En el pleno del Congreso sobre el 'caso Pegasus', el presidente del Gobierno ha anunciado dos nuevas iniciativas legislativas para regular el marco de regulación de los servicios de inteligencia, que son las siguientes:

  • Una nueva ley de información clasificada -denominada de secretos oficiales- que sustituye a la vigente aprobada en 1968.
  • El Gobierno reformará la ley orgánica del control judicial del CNI en la línea de recomendaciones del defensor del Pueblo y del Parlamento Europeo. Según Sánchez, se trata de "reforzar las garantías de control con máximo respeto a los derechos individuales y políticos de las personas".