Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

se trata de la escuela municipal de tauromaquia marcial lalanda

Cifuentes apoyará a la escuela de tauromaquia después de que Carmena le retire la subvención

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado hoy dispuesta a estudiar si la Administración regional puede asumir la ayuda que el Ayuntamiento de Madrid le ha retirado a la escuela municipal de tauromaquia Marcial Lalanda, que tenía hasta ahora una subvención anual de 61.200 euros.

EFE | Madrid | 23/09/2015

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes / EFE

Cristina Cifuentes se ha comprometido a estudiar las posibilidades presupuestarias que existen para ver si la Comunidad puede asumir la "parte" que le ha retirado el Ayuntamiento de modo que la escuela "no se pierda".

La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha pronunciado así después de que la concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, haya anunciado la retirada de la subvención a los representantes de la escuela, que tiene su sede en la Venta de El Batán, en la Casa de Campo.

El equipo de Gobierno que preside Manuela Carmena, Ahora Madrid, ha adoptado esta decisión tras estudiar "argumentos relativos a los derechos animales" y considerar el presupuesto de la escuela "desproporcionado", según una nota del consistorio.

Tras conocer la decisión, la portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rosell, ha denunciado que la alcaldesa Manuela Carmena ha culminado "el primer paso" para prohibir las corridas de toros en Madrid.

El consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y presidente del Consejo de Asuntos Taurinos autonómico, Ángel Garrido, ha recalcado que la escuela estaba gestionada por un patronato que se disolvió y que ahora su gestión pertenecía a la empresa municipal Madrid Destino.

Garrido ha lamentado que el Ayuntamiento haya perdido la intención de apoyar el "interés cultural y turístico de primera magnitud" que supone esta escuela y se ha comprometido a ponerse en contacto con los directores de la misma para tomar una decisión.