Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Sentencia rapero

Valtònyc se siente "libre" y espera que la justicia belga "entienda" su caso

Josep Miquel Arenas, conocido como Valtònyc, reapareció hoy en Bruselas en una rueda de prensa ante los medios, junto al profesor de la Universidad Católica de Lovaina Lieven De Cauter, después de declarar ante el juez de instrucción, que le dejó en libertad condicional, lo que le obliga a permanecer en territorio belga, hasta que se resuelva el caso sobre su entrega.

EFE | Baleares
| 06/07/2018
Imagen de archivo de Valtonyc

Imagen de archivo de Valtonyc / Archivo

El rapero Valtònyc, condenado en España por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas, afirmó hoy que se siente "libre" en Bélgica y confió en que la justicia del país "entienda" que su condena "es una clara vulneración de los derechos humanos".

El mallorquín se encontraba en paradero desconocido desde el 24 de mayo, cuando vencía el plazo para presentarse ante la justicia y la Audiencia Nacional dictó una orden de busca y captura nacional, internacional y europea para que cumpla una condena de tres años y medio de prisión, aunque por algunas de sus publicaciones en Twitter se intuía que se encontraba en Bélgica.

"Confío plenamente en la justicia belga y la justicia europea, que está del lado de los derechos humanos y fundamentales. Soy libre y lo puedo decir contento porque ahora haría dos meses que estaría en la cárcel sino fuera gracias al apoyo popular", declaró.

El rapero se refirió así a las donaciones que ha recibido a través de internet, con las que, asegura, está costeando su defensa en Bélgica, y a través de iniciativas populares en Mallorca y Barcelona.

Preguntado por algunas de sus polémicas letras y declaraciones, Valtònyc afirmó que cuando dijo a su público "matad a un puto guardia civil" era "parte del espectáculo".

"No me arrepiento de pedir que mataran a un guardia civil, estaba haciendo una performance, no creo que decir que maten un guardia civil desde un escenario suponga un peligro", argumentó, y dijo que "en el rap esto se ha hecho toda la vida" y "forma parte" del "show".

Valtònyc, que comparte abogados con el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsejeros huidos en Bélgica, Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret, con los que, dijo mantiene "relación amistosa", afirmó que no espera "nada del gobierno socialista".

"No tengo ningún tipo de esperanza y no debería tenerla porque estamos muy acostumbrados a que el Gobierno tenga influencia en la justicia y esto no debería ser así", agregó.

El músico explicó que actualmente vive en Gante, donde ha encontrado un empleo de informático, acorde a su formación, mientras que en Mallorca trabajaba como frutero porque "no encontraba trabajo" en su ámbito.

"Lo que quiero hacer es vida normal y luchar contra la injusticia que se está viviendo en España", denunció, y dijo que le gustaría "seguir cantando" en Bélgica, donde está preparando un disco y hace unas semanas compuso una versión de "Bella Ciao", un himno de la resistencia antifascista italiana.

Para el joven de 24 años, su condena "no es un caso aislado sino que demuestra que España está viviendo un retroceso democrático", criticó en una de las salas utilizadas por Puigdemont en sus comparecencias en Bruselas, a quien consideró "un ejemplo de dignidad y resistencia".