Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

TRAS ABRIRLE UNA INVESTIGACIÓN POR POSIBLE CORRUPCIÓN

Xelo Huertas responde a Podemos: "No se me caen los anillos por irme, la presidencia no es la ilusión de mi vida"

La actual presidenta del Parlament Balear, Xelo Huertas, a quien este lunes su partido, Podemos, ha decidido suspender cautelarmente de militancia y abrir una investigación sobre su papel en la firma de un convenio que habría servido para beneficiar con fondos públicos a otro dirigente del partido, Daniel Bachiller, ha reconocido que si tuviera que dimitir del cargo, le quitarían "un peso de encima", "este no era el sitio ideal para mí", ha añadido.

Agencias | Madrid-Baleares
| 07/11/2016
Xelo Huertas, presidenta del Parlament balear

Xelo Huertas, presidenta del Parlament balear / EFE

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha informado este lunes que la Ejecutiva de su formación ha decidido suspender cautelarmente de militancia y abrir una investigación a dos de sus diputadas en el Parlamento Balear y a un miembro de la dirección autonómica por un posible caso de corrupción.

Se trata de la presidenta del Parlament, Xelo Huertas, y de la diputada Montse Seijas, quienes habrían utilizado su cargo público para beneficiar al dirigente 'morado' Daniel Bachiller, en concreto, a través de la firma de un convenio entre el Gobierno balear y el laboratorio científico que éste dirige.

Según ha explicado Echenique, existen "indicios" de que esas dos diputadas pueden haber maniobrado para favorecer los intereses personales del dirigente autonómico y, por ello, y a petición de la dirección de Podemos en las Islas Baleares, han decidido abrir un expediente disciplinario --que tendrá que resolver la Comisión de Garantías-- y suspenderle cautelarmente de militancia.

Por su parte, Xelo Huertas ha reconocido que si tuviera que dimitir del cargo, le quitarían "un peso de encima". "Este no era el sitio ideal para mí", ha espetado.

A preguntas de los periodistas, la máxima responsable de la Cámara autonómica insistía en que "no se me caen los anillos por irme, la presidencia no es la ilusión de mi vida".

La integrante de Podemos fue, el 18 de junio de 2015, elegida nueva presidenta del Parlament, tras una votación en la que únicamente se presentó su candidatura, se registraron 33 votos a su favor, 25 votos en blanco y uno nulo en el que se decía "María Consuelo, canvi de cromos i visca la casta" (traducido del catalán, 'María Consuelo, cambio de cromos y viva la casta').

Tan sólo mes y medio después, en el tradicional despacho del Rey en el palacio de Marivent, Huertas se convirtió en el primer cargo electo de Podemos en acudir a este encuentro y, durante el mismo, protagonizó la anécdota de la jornada al pedir a Felipe VI que suprimiera el cóctel previsto días después en la Almudaina "ya que estamos en el siglo XXI, en una situación de crisis y se podría donar a un comedor social".

Según reveló Huertas a los periodistas, el Monarca le respondió que "hay otras formas de ayudar" y que la cena con las autoridades "sirve para conectar con la sociedad balear".

A principios de este año, la parlamentaria criticó que la Cámara aprobase, con los votos a favor de PP, PSIB y MES, una resolución para aumentar un 1 por ciento el sueldo de los diputados y del personal eventual de la institución, después de que ella pidiese que este incremento se aplicara únicamente a los empleados públicos. "Con un salario de 60.000 euros, está más que dignificado el salario de un político", llegó a espetar.