Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Economía

La caída de recaudación por impuestos y el desplome del PIB afectará a los próximos presupuestos

El desplome del PIB y el aumento de nuestra deuda pública se verán reflejados no solo en el cierre del presupuesto de 2020, sino en los próximos ejercicios.

Redacción
 |  Zaragoza | 21/09/2020
Andrés Leal, director general de Presupuestos del Gobierno de Aragón

Andrés Leal, director general de Presupuestos del Gobierno de Aragón / Cortes de Aragón

En lo que llevamos de año, por ejemplo, la caída del mercado inmobiliario ha reducido en un 10% la recaudación por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, y el descenso en la venta de coches ha recortado en un 73% los ingresos de la Comunidad por los tributos vinculados al transporte.

También ha caído un 21% la recaudación por el Impuesto sobre el Juego, y se ha ingresado un 42% menos a través del Impuesto de Sucesiones, a pesar de que se han producido más muertes. Lo ha explicado, ante la Comisión parlamentaria de Hacienda, el director general de Tributos, Francisco Pozuelo.

Este descenso de ingresos se está compensando con mayores aportaciones desde el Estado a través de la financiación autonómica que, no obstante, habrá que devolver, en parte, en los próximos años.

En esa comisión, también ha comparecido el director general de Presupuestos, Andrés Leal. Ha explicado que en Aragón, como en el resto de comunidades, se ha incrementado sobre todo el gasto sanitario y el destinado a las nóminas, por la contratación de más profesionales, tanto en hospitales como en residencias y colegios. De cara a 2021, Leal cree que es imposible hacer previsiones, por la incertidumbre que genera la pandemia.

La diputada del Partido Popular, Mamen Susín, cree que el Gobierno está abusando de los decretos-ley para gestionar esta crisis. Leal explica que reformular el presupuesto completo a través de una nueva ley habría llevado demasiado tiempo, y no habrían podido convocar ninguna ayuda antes de terminar el año.