Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ROSBERG, DE NUEVO SEGUNDO

Hamilton logra la pole en Italia con Alonso 12º y Sainz 15º

Lewis Hamilton ha vuelto a la pole tras su sanción en Bélgica. El británico ha mostrado el poder del Mercedes en el GP de Italia y con un crono de 1:21.135 ha batido a Nico Rosberg por la importante primera plaza de la parilla en Monza. Alonso y Sainz han sufrido las consecuencias de una pista de motor y salen 12º y 15º.

 | Madrid | 03/09/2016

Hamilton

Hamilton / Getty Images

Menuda flecha de plata ha lanzado Mercedes en Monza. Vaya 'flechazo' en casa de Ferrari, en casa de la más grande escudería de la historia de la F1. Sin rival han estado los alemanes en Monza. Sin nadie que pudiera ser más que su sombra en el Templo de la Velocidad. En el duelo particular que mantienen Rosberg y Hamilton por las poles, las victorias y por el Mundial ha sido el británico, que ha batido al teutón gracias a un crono de 1:21.135.

Ellos mandaban. Siempre mandaban. Siempre mandan. Siempre son ellos los que deciden y los que marcan el ritmo, sea con el neumático que sea. Da igual que todos vayan con superblandos en Q2, ellos cogen ponen el blando y marcan un crono insuperable para el resto. Uno que solo ellos pueden rebatir y pelear. Uno que dejó claro que la pole, la importante pole de Monza, iba a ser o para Hamilton o para Rosberg. Como casi siempre.

Hamilton se llevó el primero de los dos duelos con su compañero en Q3. Y en el segundo ni tan siquiera tuvo que hacer demasiado para defenderse porque Nico ni siquiera mejoró el tiempo que hizo en su primera opción. Lewis no quiere problemas, y tras salir penúltimo en Bélgica por cambios en su unidad de potencia en Monza ha demostrado que él es el líder del Mundial. En una pista de motor, Mercedes pisoteó a Ferrari.

El motor lastró a Alonso y Sainz

Y como es una pista de motor tocaba sufrir en McLaren y en Toro Rosso. Tocaba y tocará sufrir. En clasificación se vieron claramente las limitaciones de las unidades de potencia de ambos monoplazas, con problemas desde el comienzo que se agravaron en Q2 quedando ambos fuera de los diez mejores. Podía haber sido peor, pues Alonso pasó por los pelos una Q1 disputada en la que Wehrlein volvió a dar la sorpresa.

Cuando las cosas se pusieron más serias, los motores Honda y Ferrari del Toro Rosso quedaron noqueados. Fernando incluso llegó a notificar una pérdida de potencia por radio una vez eliminado, pérdida que pudo dejarle sin un par de puestos de ascenso más. Con todo, 12ª posición de salida para él, por la 15ª de Carlos Sainz por la sanción de cinco posiciones de Romain Grosjean.

Ahora ya queda la carrera, una carrera en la que adelantar es complicadísimo pero en la que todo puede pasar y cambiar. Las primeras vueltas de Spa son una buena muestra que en pista todo es posible, y que por muy mal, o muy bien, que empiece algo no tiene por qué terminar de la misma forma.