Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA ACB | REAL MADRID 89-79 MONTAKIT FUENLABRADA

El Real Madrid reacciona a tiempo y termina derrotando con sufrimiento al Fuenlabrada

El Real Madrid despertó a tiempo ante el Fuenlabrada tras perder el primer cuarto por una diferencia de 15 puntos. Los blancos, tras una buena reprimenda de Pablo Laso, reaccionaron para terminar derrotando a los fuenlabreños por 89-79 en un encuentro en el que sufrieron más de lo previsto.

EFE | Madrid
| 27/01/2019
Campazzo, ante Tomás Bellas

Campazzo, ante Tomás Bellas / EFE

El Real Madrid sufrió demasiado ante el Montakit Fuenlabrada, al que acabó venciendo por 89-79, tras un primer cuarto absolutamente desconectado, y tras el que Sergio Llull y Jaycee Carroll acudieron al rescate de su equipo. Un 5-0 de salida pareció augurar un partido tranquilo para el Real Madrid, pero nada más lejos de la realidad.

El equipo de Pablo Laso salió sin tensión, flojo en defensa y poco acertado en ataque y el Montakit Fuenlabrada fue tomando confianza, ante las facilidades ofrecidas por el rival, para cerrar el primer cuarto con un casi impensable 12-27. La ausencia del entrenador principal, Néstor 'Che' García, por un cólico nefrítico quizá obró como revulsivo en los fuenlabreños, dirigidos por Josep María Raventós.

De nada sirvieron los cambios ni los dos tiempos muertos del entrenador del Real Madrid en los primeros diez minutos. Nada hizo reaccionar a su equipo, que se desangró por inacción ante un equipo en el que Christian Eyenga, Tomás Bellas, Marko Popovic y Marc García aprovecharon la defensa de compañía del rival. Felipe Reyes con su salida a pista igualó los 778 partidos de Joan 'Chichi' Creus en Liga. Otro récord para el capitán madridista.

Laso tuvo que fruncir el ceño y pasearse unos segundos interminables por delante de sus jugadores sin dirigirles la palabra en el lapso entre el primer y segundo acto. Los jugadores del Madrid captaron por fin lo que su entrenador exigía de ellos.

En el segundo cuarto se encendieron las luces. Una buena defensa y un triple de Sergio Llull, de salida, fue la mejor demostración del propósito de enmienda del vigente campeón. Lo que se corroboró con el 11-0 de parcial tras los dos primeros minutos y medio, 23-27.

No fue sin embargo hasta el minuto 19, 39-38, cuando el Real Madrid volvió a retomar el mando en el marcador. El segundo acto se cerró con 43-40 y un parcial de 31-13. En la valoración, 40-6. Llull con 13 puntos y Jaycee Carroll con 10 fueron los estiletes de un Madrid tocado en su honor por la mala imagen mostrada a sus aficionados.

Con Anthony Randolph y Jeffery Taylor de refresco el Madrid no volvió a cometer los mismos errores, 50-43 (m.22.30) y aunque el Fuenla apretó de nuevo, apoyado en la anotación de Eyenga, 50-49 (m.23.45), quedó claro que el partido transcurriría por otros derroteros.

Un mate de concurso de Randolph tras un contragolpe en solitario y sin oposición, pareció el principio del fin del equipo del sur de la Comunidad de Madrid. El Fuenlabrada comenzó a desmoronarse como un castillo de naipes, 61-51 (m.27.10) Al final del tercer cuarto, 68-59.

El Montakit salió con ganas a los minutos de la verdad y volvió a poner al Madrid contra las cuerdas, 69-67 (m.31.30) y 71-72 (m.34.30) con Eyenga y Popovic tirando del equipo. Pero la experiencia y calidad de Gustavo Ayón, Llull y Reyes desbarataron cualquier otro intento del equipo vecino. El Madrid ganó, 89-79, pero sufrió demasiado.