Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El Sexto Hombre I Final Four 2015

Obradovic y el poderío económico turco

Tic tac, tic tac. El reloj de la Puerta del Sol marca las horas en Madrid, no sólo durante el último día del año (o el primero del Nuevo Año, según se quiera ver), y estos días sus manecillas inician una imaginaria cuenta atrás.

David Camps | @campsextohombre  | Madrid | 13/05/2015

Želimir Obradović

Želimir Obradović / Agencias

Los participantes en la Final Four quedarán concentrados esta noche en un "céntrico" hotel de la capital. Tanto que incluso, por cercanía con el Estadio Santiago Bernabéu, palparán el ambiente de una semifinal de Champions. El primer equipo en llegar a Madrid ha sido, curiosamente, el rival del Real Madrid. Fenerbahce Ulker Istanbul, el conjunto dirigido por el maestro Zeljko Obradovic y que ejemplifica el poderío económico turco, alejado de la imagen de "Cenicienta" que querrán transmitir sus jugadores.

Sólo con pronunciar su nombre, Zeljko Obradovic, un enorme sentimiento de respeto nos invade. Tiene tantos títulos de Euroliga como entrenador como el equipo más laureado, el Real Madrid. La última conquista europea del Madrid fue con Zeljko. Pablo Laso tuvo al serbio como entrenador. ¿Necesitas más alicientes? Competidor voraz, es un extraordinario director de orquesta que sabe cómo dirigir los focos hacia su persona con el fin de abstraer a sus jugadores de lo que significa disputar una Final Four. "A mí, Sabino, que los embrujo". Tomemos distancia, no le miremos fijamente a los ojos que nos hará como Kaa, la serpiente de El Libro de la Selva.

El Real Madrid es un equipo más versátil que el otomano, más completo si me apuras, pero existen determinados aspectos del juego del Fenerbahce que pueden dificultar, y de qué manera, su paso hacia la gloria. Más allá de lo que plantee Obradovic en su pizarra, que no es cuestión baladí, debemos focalizar nuestra atención en tres cuestiones:

1. El Fenerbahce es el tercer mejor equipo en rebotes ofensivos de la competición, con casi 12 capturas por partido. Precisamente, éste es el talón de Aquiles del Real Madrid. Nemanja Bjelica y Jan Vesely están entre los diez mejores jugadores en ese aspecto.

2. El base Bogdan Bogdanovic ha sido elegido Mejor Joven de la Euroliga (Rising Star). Su influencia en el juego es una incógnita en una gran cita como es la Final Four. Irregular en los cuartos de final ante el Maccabi, su juventud no le impide tomar la responsabilidad en momentos decisivos del partido. Peligroso.

3. Bogdanovic no está sólo en el juego exterior otomano. Goudelock, Zisis, Preldzic, Mahmutoglu y el propio Bjelica llevan al Fenerbahce a ser uno de los equipos con mejor porcentaje de tiro de la competición. Exigirán al Real Madrid el máximo esfuerzo defensivo pues se caracterizan, además, por ser jugadores que se buscan ellos mismos los tiros sin necesidad de una esmerada circulación de balón.

El Fenerbahce es un club joven, nacido en 1993, y cuya primera aparición en una Final Four se producirá el próximo viernes. ¿Pagarán la novatada? Ya se encargará el maestro Obradovic de intentar evitarlo. No conviene considerar al segundo mayor presupuesto de la Euroliga como comparsa. Escucho y leo: "este Real Madrid merece una Euroliga". Busca lo más vital, no más...