Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 38 PRIMERA DIVISIÓN | SPORTING 2-2BETIS

El Sporting se despide de Primera división con un empate ante el Betis en El Molinón

Sporting y Betis firmaron tablas en el último partido de su temporada que significa el adiós, o el hasta pronto, de los asturianos a Primera. Los gijoneses se adelantaron por medio de Douglas, pero un doblete de Rubén Castro puso a los béticos por delante. En el 79' Carmona puso la igualada final.

Agencias |  Madrid |  Actualizado el 20/05/2017 a las 19:37 horas

El partido entre el Sporting y el Betis empezó y acabó de la misma manera, con bronca desde la grada y empate en el marcador, tras un partido en el que ninguno de los dos equipos se jugaba nada y con en el que los rojiblancos se despedían de la Primera división tras una pésima temporada.

Como estaba anunciado, el partido comenzó con protestas por parte de los aficionados que, pese a la ausencia en el palco del máximo accionista y presidente, Javier Fernández, no dejaron de mostrar su enfado con su gestión. Mientras, en el campo, los dos equipos iniciaban un partido sin ninguna trascendencia para ninguno de los contendientes más allá de sumar tres puntos aunque el técnico local, Rubi, puso sobre el césped a la práctica totalidad de sus hombres más habituales.

Rubi había dejado entrever la posibilidad de premiar a algunos jugadores que no tuvieron muchos minutos y esos, al menos de salida, fueron Nacho Cases y Carlos Castro, que entraron por Moi Gómez y Cop. Los locales salieron con un punto más de intensidad y en el minuto 6 el lateral Douglas, incorporado al ataque, disparó a puerta desde el borde del área y el balón superó a Dani Giménez para adelantar al Sporting en el marcador. El partido se siguió desarrollando sin intensidad y el balón pasaba de uno a otro equipo rápidamente, con los rojiblancos más volcados al ataque y el Betis buscando alguna contra que no se producía.

La segunda ocasión también fue sportinguista en un lanzamiento de Sergio Álvarez que se estrelló en el lateral de la red, pero poco a poco los andaluces fueron controlando más el esférico y acercándose más a la portería de Cuéllar. Un balón lanzado en profundidad por Cejudo sobre Rubén Castro acabó en gol casi sin querer, porque Cuéllar llegaba con tranquilidad a despejar pero dio una patada al aire y el balón quedó en medio del área y a pies del delantero bélico que tocó con suavidad para lograr el empate.

Un gol que provocó las protestas de los espectadores, esta vez no contra el palco sino contra el equipo, y que supuso que los rojiblancos cedieran terreno y los andaluces se vinieran arriba sin que sus dos disparos a puerta antes del descanso ocasionarán peligro. Si en el campo no había intensidad alguna, en las gradas aficionados sportinguistas y béticos se intercambiaron piropos evidenciando una vez más las buenas relaciones existentes entre ambos desde hace décadas. En los primeros minutos de la segunda parte, primero Burgui y luego Ceballos no aprovecharon sendos disparos cuando se encontraban en inmejorable situación, pero el que no falló fue otra vez Rubén Castro que superó a Cuéllar de un tiro cruzado ante la pasividad de la defensa local.

El Sporting volvía a estar por detrás en el marcador como tantas veces a lo largo de esta temporada y eso que el Betis no se jugaba nada y los rojiblancos habían insistido a lo largo de la semana de la necesidad de al menos despedir la liga con una victoria en casa. Rubi hizo cambios. Dio entrada a Isma López, que fue muy aplaudido, y a Duje Cop, que por contra recibió una tremenda bronca y se convirtió en el receptor del enfado de la grada con los jugadores llegados esta temporada.

Cuéllar salvó el tercero de Rubén Castro al rechazar un disparo del delantero bético prácticamente a bocajarro en unos minutos en el que los sevillanos tenían el control del partido con Ceballos y Brasanac dirigiendo las acciones. Sin embargo, fue el Sporting el que logró el empate en una contra en la que Isma López se internó y centró sobre Carmona que aprovechó el error de Durmisi en el despeje para batir a Dani Giménez. Quedaban diez 10 minutos para el final en los que el Sporting se mostró más agresivo pero no supo aprovechar las ocasiones que creó, mientras que el Betis pudo desequilibrar el empate en un potente lanzamiento de Jonás que se estrelló en el larguero.