Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ENTRERÍA EN VIGOR EN ENERO DE 2019

Madrid anuncia una bajada del IRPF y bonificaciones en el impuesto de sucesiones entre hermanos tíos y sobrinos

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado un anteproyecto de ley de medidas fiscales que contempla una reducción de medio punto en el tipo mínimo de la escala autonómica del IRPF, que situará en el 9 %, además de una bonificación del 15 % en el impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos y del 10 % entre tíos y sobrinos.

EFE | Madrid | Actualizado el 14/03/2018 a las 08:49 horas

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid / EFE

Son dos de las medidas que contiene el anteproyecto de ley, que el Gobierno quiere llevar a la Asamblea aproximadamente en junio para que pueda tramitarse durante el otoño y entrar en vigor en enero de 2019.

Cristina Cifuentesha explicado que estas medidas beneficiarán a los más de 3 millones de contribuyentes madrileños, que se ahorrarán 125 millones de euros al año -170 millones si se tienen en cuenta las deducciones por nacimiento de hijos y por alquiler de vivienda aprobadas en la Ley de Presupuestos de 2018-.

Así, el proyecto plantea rebajar medio punto el tramo autonómico del IRPF, que "beneficiará a todos los contribuyentes madrileños, pero especialmente a las rentas más bajas". Además, se recoge la ampliación de las deducciones en este impuesto, como la del acogimiento remunerado de personas mayores de 65 años o personas con una discapacidad igual o menor del 33 %, que pasa de 900 euros a 1.500.

Para favorecer la conciliación, se amplía la deducción por gastos de escolaridad con una nueva modalidad por descendientes de 0 a 3 años escolarizados en el primer ciclo de educación infantil. También se han aprobado deducciones por aportaciones al capital social de cooperativas y sociedades laborales; se crea una nueva deducción del 15 % en los donativos a fundaciones inscritas en el Registro de Fundaciones de la Comunidad; y se incrementa del 20 al

30 % las deducciones por inversiones para adquirir acciones o participaciones en entidades de nueva creación.

En relación al impuesto de sucesiones y donaciones, se crea una bonificación, tanto para transmisiones entre personas vivas como fallecidas, entre hermanos (un 15 %) o tíos y sobrinos (un 10 %), una medida inédita en las comunidades autónomas.

El anteproyecto también fija bonificaciones del 10 % para la adquisición de vivienda habitual en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, bonificación que llega al 95 % para familias numerosas. Finalmente, se contempla también una bonificación del 100 % para la adquisición de bienes inmuebles y semovientes de menos de 500 euros del valor real adquiridos por personas físicas.

Cifuentes ha resaltado que estas medidas tienen dos objetivos: cumplir su compromiso electoral con los madrileños en materia fiscal y ahondar en la mejora de la economía regional, incentivando el ahorro y el consumo, así como la creación de empleo.

La tramitación del proyecto, ha admitido la presidenta, será "compleja", aunque espera poder aprobarlo este mismo año, de manera que algunas medidas entren en vigor directamente nada más aprobarse (como las bonificaciones en Sucesiones o en Actos Jurídicos Documentados) y otras, como la rebaja del IRPF, en enero de 2019.

Ha confiado, para ello, que Ciudadanos brinde su apoyo al Gobierno, puesto que con este proyecto no se incumple el acuerdo de investidura y porque así la formación naranja podrá demostrar que cree en una política fiscal baja. No obstante, los grupos parlamentarios de oposición en la Asamblea de Madrid han tildado de "electoralista" el anuncio de Cifuentes.

César Zafra, portavoz adjunto de Ciudadanos, ha recordado que su grupo ya pidió a Cifuentes una bajada en el IRPF pero les llamaron "oportunistas políticos" y pusieron "como excusa" esperar a un acuerdo sobre la financiación autonómica.

"Hoy ha decidido que ya no es una irresponsabilidad, que ya no es oportunismo político y que ya no es una tontería bajar los impuestos a los madrileños", ha criticado, antes de apuntar que si Cifuentes ahora toma esta decisión sí es por "oportunismo político" porque las encuestas electorales "le van absolutamente mal".

La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha señalado que la rebaja de impuestos "suena a una política claramente populista y electoralista", y más en una comunidad que ya es criticada por "hacer competencia fiscal y constituirse poco menos que en un pseudo paraíso fiscal para los grandes patrimonios".

La portavoz de Podemos ha calificado de "irresponsable" al Gobierno por tomar estas medidas y se ha preguntado cómo va a financiar los servicios públicos "si piensa continuar rebajando más de los impuestos y empequeñeciendo la capacidad de recaudación fiscal".

En la misma línea, el portavoz del PSOE-M, Ángel Gabilondo, ha pedido a Cifuentes un modelo fiscal para los madrileños "que responda a las necesidades" y ha cuestionado que pueda conseguirlo con la rebaja de impuestos "si los ingresos van a ser menores".

"Esto nos anuncia que ya estamos en un momento electoral, esta medida tiene esta connotación", ha apuntado.