Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El informe ya está listo

Los letrados del Parlament posponen al viernes entregar el informe de investidura porque Torrent está en Madrid

Los letrados del Parlament ya tienen listo el informe sobre los plazos de la investidura, pero esperarán hasta el viernes para entregarlo porque este jueves el presidente de la cámara, Roger Torrent, se encuentra en Madrid visitando a los presos soberanistas en la cárcel.

Agencias | Madrid | Actualizado el 08/02/2018 a las 14:15 horas

Imagen de la Mesa del Parlament

Imagen de la Mesa del Parlament / EFE

Así lo han explicado fuentes parlamentarias, que han detallado que los letrados tienen previsto entregar el informe el viernes tanto a Torrent como al resto de miembros de la Mesa del Parlament.

El informe iba a entregarse el pasado martes, pero su contenido ha despertado diferencias entre los letrados, que han estado elaborando varias versiones hasta alcanzar una definitiva firmada por el secretario general del Parlament, Xavier Muro.

El documento se había encargado al letrado mayor, Antoni Bayona, pero el texto que redactó inicialmente no generó consenso y se optó por reformularlo a través de otros letrados.

Todos los juristas --también Bayona-- coinciden en que no ha habido una investidura fallida y que, por lo tanto, no ha empezado a correr la cuenta atrás de dos meses que la ley fija como plazo para investir a un candidato antes de una convocatoria automática de elecciones.

Si bien los juristas están alineados en la tesis de que el tiempo no corre, divergen en si es necesario señalar a Torrent como responsable de desbloquear la situación para que no se eternice.

Bayona era partidario de señalar vías de desbloqueo y así lo plasmó en su primer informe, pero otros juristas no están de acuerdo y habían exigido ser menos explícitos.

Entre las vías de desbloqueo que se proponían inicialmente figuraba la de abrir una nueva ronda de contactos con los grupos para proponer a otro candidato que no sea Carles Puigdemont, o bien comunicar al pleno que no hay otro candidato posible y activar así la cuenta atrás.

Antes de ello, también se planteaba esperar a que el Tribunal Constitucional (TC) resuelva las alegaciones del Parlament en relación a la investidura de Carles Puigdemont, un plazo que se prevé que se dilate varias semanas.