Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Según fuentes de la investigación

El exmiembro del GAL detenido por yihadismo en Segovia habló de inmolarse en un medio de transporte público

Los investigadores han encontrado evidencias de que Daniel Fernández Aceña, el exmiembro del GAL detenido este martes por yihadismo, había manifestado la posibilidad de inmolarse en un medio de transporte público o de atentar mediante "dos o tres tiros en la nuca", según fuentes de la investigación.

Agencias | Madrid | Actualizado el 13/12/2016 a las 20:48 horas

Coche de la Guardia Civil

Coche de la Guardia Civil / EFE

Fernández Aceña fue condenado a 29 años de cárcel en 1985, cuando tenía 26 años, por el asesinato del trabajador ferroviario francés Jean-Pierre Leiva en la localidad francesa de Hendaya.

Según los servicios de Información de la Guardia Civil y del Grupo de Información de el instituto armado en Segovia, ahora actuaba como un lobo solitario, apenas salía de su casa de Segovia y consumía una gran cantidad de contenidos en internet.

La investigadores observaron que propugnaba ideas muy radicales y tenía en su poder material visual destinado al adoctrinamiento de gran dureza, incluidos vídeos de ejecuciones y atentados.

Esas circunstancias, unidas a la sospecha de que tuviese acceso a armas, le convierten en uno de los detenidos por la Guardia Civil por yihadismo más peligrosos, según han destacado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

El Ministerio del Interior ha detallado que el detenido había viajado a zonas de conflicto en Afganistán, Siria y Palestina.

Fernández Aceña pasará el jueves a disposición de la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que también tomará declaración a un segundo detenido hoy, también en la provincia de Segovia, aunque en este caso en una pequeña localidad próxima a La Granja de San Ildefonso.

Los investigadores tienen constancia de que este segundo detenido vivió en su momento con Fernández Aceña y no descarta que haya podido facilitarle material, si bien de momento no se le atribuye ninguna actividad relacionada con el terrorismo yihadista.

En el registro domiciliario se han encontrado drogas y cartuchos.