Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EN EL QUE MURIERON UN MATRIMONIO Y SU BEBÉ

El Ayuntamiento de Torrevieja prepara actos de repulsa por el crimen machista

El Ayuntamiento de Torrevieja prepara varios actos de condena al primer crimen machista conocido de 2016 después de que un hombre matara, presuntamente, a su esposa y a su bebé de 9 meses antes de suicidarse.

EFE | ondacero.es |  Madrid |  Actualizado el 01/01/2016 a las 16:54 horas

Los tres son de nacionalidad polaca y formaban parte de una numerosa colonia de casi 2.000 personas procedentes de ese país, según ha relatado a Efe el alcalde torrevejense, José Manuel Dolón, de Los Verdes.

El alcalde ha afirmado sentirse "consternadísimo" y "totalmente roto" por lo sucedido y ha añadido que, a falta de confirmar oficialmente que es un crimen machista, pretende organizar sendas concentraciones silenciosas de repulsa a las puertas del ayuntamiento tanto hoy, a las 18 horas, como mañana, al mediodía.

Dolón ha puesto de manifiesto que alrededor del 50 por ciento de los más de 100.000 vecinos censados de Torrevieja son extranjeros y que los casi 2.000 polacos les convierten en una de las colonias más importantes cuantitativamente, tras los británicos (más de 9.000), rusos (5.000), ucranianos y suecos (más de 2.000).

La presencia polaca en esta localidad del extremo sur de la Comunitat Valenciana se remonta a poco después de la Segunda Guerra Mundial y la ocupación soviética, cuando un centenar de matrimonios polacos de alto poder adquisitivo, principalmente comerciantes, se asentaron en una urbanización.

En las últimas décadas, han llegado muchos más atraídos por la hasta hace poco floreciente industria de la construcción y aunque tras la crisis muchos se han marchado, otros han continuado en Torrevieja, y de hecho ya se puede hablar de que hay "polacos de segunda generación" en la localidad.

Para reflejar esta "relación bastante estrecha", el alcalde ha relatado que en la parroquia de San Roque y Santa Ana hay todas las semanas misas oficiadas por curas polacos en ese idioma, y que el templo se llena de fieles siempre.