Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Málaga 1 - 2 Real Madrid

Málaga 1 - 2 Real Madrid

El Real Madrid vence en La Rosaleda y consigue el récord de dieciséis victorias consecutivas en su historia. Los tantos de Benema y Bale sirvieron a los de Ancelotti para conseguir la victoria y seguir al frente de la clasificación. El Málaga por su parte perdió la imbatibilidad en casa pese al gol de Santa Cruz.

Luis Gutiérrez | @gutierrez__luis |  Madrid |  Actualizado el 22/09/2017 a las 14:37 horas

Quince victorias consecutivas frente a la imbatibilidad del Málaga en La Rosaleda. Así se presentaba el encuentro entre el Real Madrid y el Málaga. Tras la victoria ante el Basilea, Ancelotti podía superar a Miguel Muñoz y Mourinho como el entrenador con mayor número de victorias consecutivas, y así lo hizo, en un partido de ida y vuelta en el que sufrieron para conseguir la victoria.

Primera parte de ida y vuelta en La Rosaleda en la que salió favorecido el Real Madrid que se fue al descanso con el marcador a favor. Los merengues dominaron los primeros minutos del encuentro en los que gozaron de varias ocasiones de gol. James pudo hacer el primero tras una jugada a la contra que mandó a la derecha de la portería del Málaga. Por su parte, el Málaga respondía al Real Madrid creando peligro en el área de los de Ancelotti.

En el minuto diez de partido llegó la primera de varias polémicas del partido. Cristiano Ronaldo pidió penalti tras un pequeño agarrón de Sergio Sánchez en el área del Málaga. Un minuto después el Real Madrid pudo abrir el marcador con un disparo del propio Cristiano que, a bocajarro, atajaba Kameni.

Con el partido loco y sin control de balón en el centro del campo, el Málaga se aprovechaba para llegar a la portería de Iker Casillas. En el minuto doce, Roque Santa Cruz ponía a prueba a Casillas con un disparo que, el de Móstoles, desviaba a córner. Era el primero para el conjunto andaluz.

Minutos más tarde, Karim Benzema se encargaba de poner al Real Madrid por delante en el marcador. El francés aprovechó el pase de la muerte de Cristiano Ronaldo para empujar el balón al fondo de la red. Culminaba una jugada a la contra que inició James, en el minuto 18, tras recuperar el balón en la medular. El Málaga protestó una posible falta de Benzema sobre Wellington en el desmarque del francés.

Tras el gol, ninguno de los dos conjuntos se hacía con la manija del partido. Faltas, protestas y jugadas de peligro en las dos áreas. Así llegaba la ocasión más clara del Málaga, hasta el momento, con un disparo lejano que tocaba en el palo, tras un despiste del portero del Real Madrid.

Sergio Ramos fue el próximo protagonista en otra de las polémicas de la primera parte. El sevillano protestó otro agarrón dentro del área, este más claro que el de Cristiano, tras un saque de falta por parte de James. Con otra falta, el Málaga pudo empatar el partido pero el disparo de Duda se estrelló en el travesaño.

Así, el Real Madrid se marchaba al vestuario por encima en el marcador, en una primera parte de ida y vuelta, con las incongruencias del árbitro en muchos momentos de los 45 primeros minutos.

Comenzó el segundo tiempo sin cambios y con el Real Madrid intentando cerrar el partido. Los de Ancelotti comenzaron atacando en los primeros minutos. La primera ocasión llegó en un remate de cabeza de Bale que salió por encima del larguero. El galés remató una falta al borde del área que debió ser penalti. El árbitro volvía a equivocarse y pitó un 'mini córner', a favor del Real Madrid, que debió ser penalti. Bale era derribado por detrás, dentro del área del conjunto andaluz.

Tras varias jugadas de ataque del conjunto merengue, el Málaga respondía con varias ocasiones de peligro. Roque Santa Cruz volvía a poner a prueba a Iker Casillas con un disparo lejano que el portero de la selección española blocó en dos tiempos. Por su parte el Real Madrid, seguía con su asedio a la portería del camerunés Kameni.

Isco recuperó un balón en el centro del campo para salir a la contra. El malagueño combinó con Cristiano Ronaldo que, dentro del área, devolvía al ex del Málaga para mandar el balón contra el cuerpo de Kameni. El centrocampista del Real Madrid pudo pasar a su izquierda, a Benzema, pero optó por elevar el balón sobre el portero camerunés.

Los primeros cambios del partido se produjeron en el minuto 64 de partido, Sergio Sánchez fue sustituido por Angeleri tras lesionarse en una jugada en defensa con Benzema. El otro cambio de Javi Gracia fue Duda por Ricardo Horta. Minutos más tarde Ancelotti movía su banquillo para meter a Illarra en el terreno de juego en detrimento de Benzema. El italiano fue consciente de que su equipo sufría sin la posesión de la bola en el medio campo.

Tras el cambio, ocasión clara de Cristiano Ronaldo que disparaba desde el punto de penalti. Kameni atajaba abajo el disparo seco del portugués. Respondía el Málaga con otro disparo lejano que detuvo Casillas en dos tiempos. Se le escapaba de las manos a Iker y después blocaba desde el suelo. En un lanzamiento de falta posterior, el árbitro pudo pitar otro agarrón dentro del área, esta vez en el del Real Madrid con Sergio Ramos como protagonista.

El segundo gol del partido se resistía por parte de los dos equipos, hasta que Bale, en una contra del Real Madrid, hacía el segundo tanto para su equipo. Pase largo de Marcelo que peinó Ronaldo con la cabeza para que Bale, tras dos controles, enchufase dentro de la red del conjunto andaluz en el minuto 83. El galés, muy desaparecido, aprovechó la única ocasión que tuvo en todo el partido.

Con el partido casi cerrado para el Real Madrid, el Málaga no se rindió y puso más peligro en el área del conjunto de Chamartín. Casillas se tuvo que emplear a fondo en disparo lejano de falta que despejaba con ayuda del palo. Minutos de sufrimiento del Real Madrid que se agravó con la expulsión de Isco por doble amarilla.

El árbitro se sacó de la chistera una falta y su posterior tarjeta amarilla en una entrada por detrás de Isco en la que tocó el balón. El malagueño, que protestó la acción del árbitro, recibió una gran ovación de la que fue su casa, La Rosaleda. Una acción injusta que el Real Madrid podrá recurrir para que el malagueño juegue el próximo encuentro.

Ya en el tiempo de descuento, Roque Santa Cruz, hombre que llevó todo el peligro del Málaga durante el partido, consiguió recortar distancias con un cabezazo desde dentro del área. Tras un centro por banda izquierda Santa Cruz batía a Iker Casillas para poner el 1-2 en el marcador y encajar el gol 500 que le marcan a Iker Casillas.

Con este marcador acabó un partido en el que Real Madrid sufrió y trabajó duro para conseguir el récord de dieciséis victorias consecutivas. Por su parte el Málaga perdió su imbatibilidad en casa tras trece jornadas. El resultado pudo ser diferente si el árbitro no hubiese cometido tantos errores.