LOS PROTAGONISTAS DE 'ANNUAL, 1921'

Felipe Navarro

Felipe Navarro, segundo jefe de la Comandancia General de Melilla, asumió el mando de las operaciones durante el Desastre de Annual tras la muerte del general Silvestre en la defensa de esa posición.

ondacero.es

Madrid | 19.07.2021 06:34

Felipe Navarro, 'Annual, 1921'
Felipe Navarro, 'Annual, 1921' | Real Academia de la Historia/Ondacero.es

Nació el 21 de julio de 1862 en Madrid. En 1877 ingresó en la Academia de Caballería de Valladolid. Fue nombrado ayudante de campo del general Martínez-Campos, que era ministro de Guerra, en 1882 y con él siguió cuando este dejó la política y pasó a ser capitán general.

Tras pasar en varias ocasiones por el regimiento de Lanceros de la Reina y el regimiento de Húsares de Pavía, en 1893 marchó voluntariamente al Ejército de Operaciones de África, mandado por el general Martínez-Campos.

En 1895 se fue como voluntario a Cuba, de nuevo bajo las órdenes del general Martínez-Campos. Allí, participó en varios combates contra los insurrectos cubanos y recibió la Cruz de María Cristina por méritos de guerra. Más adelante, en 1897, marchó voluntariamente a Filipinas para intervenir contra los independentistas y, por méritos de guerra, fue ascendido a comandante.

Fue nombrado ayudante de órdenes del rey Alfonso XIII en 1907 y en 1909 marchó a Melilla para participar en la campaña del Rif, ya como teniente coronel. En 1914 se fue a Larache donde se hizo cargo de las fuerzas de caballería de la Comandancia General.

En 1919 Navarro fue a Ceuta como segundo jefe de la Comandancia General, cuyo máximo jefe era su compañero de Cuba y Filipinas el general Manuel Fernández Silvestre. En 1920, Silvestre fue destinado como comandante general de Melilla y Navarro le siguió como su segundo, siendo nombrado también alcalde de Melilla.

Tras la muerte del general Silvestre en el Desastre de Annual en 1921, Navarro pasó a ocupar el puesto de comandante general en funciones de Melilla. Durante la rendición de Annual, dirigió la columna que intentaba retirarse hasta Melilla, pero que quedó cercada en Monte Arruit. Fue hecho prisionero por el cadí Ben Chellal junto con otros oficiales que fueron entregados al líder rifeño Mohamed ben Abd-el-Krim. Navarro estuvo cautivo en Axdir durante un año y medio.

Fue liberado y sometido a un juicio de guerra en Madrid, pero le absolvieron de todos los cargos presentados contra él. En 1924 fue nombrado comandante general de Ceuta, aunque pronto volvería a la Corte como ayudante del rey, donde fue nombrado jefe de la Casa Militar del Rey en 1930.

Se retiró de la carrera militar en 1934 y el 14 de agosto de 1936, fue detenido en su domicilio madrileño por milicianos del Frente Popular, que lo detuvieron en la Cárcel Modelo. Finalmente, Navarro fue fusilado en Paracuellos del Jarama el 7 de noviembre de ese mismo año, en compañía de su hijo Carlos, teniente de infantería y falangista.

Temas