LOS PROTAGONISTAS DE 'ANNUAL, 1921'

Mohamed ben Abd-el-Krim

Abd-el-Krim logró unificar las diferentes cabilas rifeñas y se convirtió en el líder de los ataques contra los territorios españoles en el norte de África.

ondacero.es

Madrid | 19.07.2021 06:35

Abd-el-Krim, 'Annual, 1921'
Abd-el-Krim, 'Annual, 1921' | Commons.wikimedia.org/Ondacero.es

Nació en Tafersit en 1882, hijo de un caíd del clan de los Ait Jattab. Desde pequeño recibió una educación religiosa, tras la cual fue enviado a cursar el bachillerato español en Tetuán y Melilla. Después, estudió derecho islámico en Fez y derecho en Salamanca.

Abd-el-Krim sirvió a la administración colonial española como traductor de árabe y como articulista en el periódico ‘El Telegrama del Rif’. Curiosamente, entregó el diploma de traductor de árabe al que más tarde sería uno de sus enemigos, elgeneral Silvestre.

A los 32 años fue nombrado jefe de caídes. En 1915, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, fue encarcelado por los franceses, que sospechaban que espiaba en favor de los alemanes. Al intentar fugarse del fuerte de Rostrogordo, Melilla, se rompió una pierna y le quedó una cojera de por vida. El trato vejatorio que recibió por parte de las autoridades españolas durante su encarcelamiento acrecentó su sentimiento anticolonial.

Desde Axdir planeó el levantamiento del Rif contra los españoles. Alrededor de 1921 ya se había convertido en el principal líder anticolonialista en Marruecos y logró atraer a su causa a gran parte de los soldados indígenas que trabajaban en el Ejército colonial español. En julio de 1921 las tropas españolas sitiadas en la zona de Annual, desmoralizadas tras varias derrotas contra las cabilas rifeñas, comenzaron una caótica retirada hacia Melilla. Los rifeños, confiados, continuaron en su avance hacia el este y consiguieron hacerse con más de 130 puestos militares españoles y llegaron hasta las afueras de Melilla.

Bajo el mandato de Abd-el-Krim, el Rif se proclamó como territorio independiente en 1923 y arrebató aún más posiciones a los españoles, reducidas prácticamente a la zona de Melilla y a Ceuta, Tetuán y Larache en el oeste. También atacó la zona francesa en 1925, lo que propició la colaboración militar entre España y Francia y culminó en el victorioso desembarco de Alhucemas, con la consecuente derrota de la República del Rif.

Abd-el-Krim se rindió a los franceses, que lo deportaron a la isla de Reunión. En 1947, durante un traslado a la metrópoli, logró escapar en la ciudad egipcia de Port Said y pidió asilo al Gobierno de Egipto. Finalmente, murió en 1963, poco después de ver completada la descolonización del Magreb con la independencia de Argelia.

Temas