PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "Si fuese militante del PP me preocuparía el mensaje de que Casado tendrá que reformar las pensiones"

Fernando Ónega reflexiona sobre cómo de entusiasta se mostró Rajoy con Pablo Casado, el actual líder del PP.

Fernando Ónega

Madrid | 28.09.2021 07:44

No tengo yo el entusiasmómetro muy engrasado para un correcto funcionamiento. Además, Rajoy es como es y, encima, de Pontevedra, y por una parte ya ves y por otra qué quieres que te cuente.

Si se le juzga por sus palabras, tuvo el entusiasmo que se puede resumir en cinco casi monosílabos: esto es lo que hay. Y añado por mi cuenta: como es lo que hay, hay que empujarlo a La Moncloa. Está claro que entre Sánchez y Casado, Rajoy piensa como Dios y puede decir: este es mi hijo muy amado en quien tengo todas mis complacencias. Después, si se miran los gestos y lo rápido que se marchó de la Convención, parece claro que la pasión no acompañaba al señor Rajoy.

Tenía que estar, estuvo; tenía que cumplir, cumplió, y a otra cosa. En lo que anda Rajoy es en su divertido mano a mano con Felipe González, que ya es un clásico en el Foro de A Toxa, que Rajoy siempre pronunciará La Toja. Si te soy sincero, Alsina, si yo fuese militante del PP, me preocuparía otra cosa: me preocuparía el mensaje de que Casado tendrá que reformar las pensiones. “No te va a quedar otra y te harán una huelga”.

Si esto lo dijera Pedro Sánchez lo entenderíamos como un golpe bajo de campaña electoral. Como lo dijo Rajoy, se entiende como un consejo cargado de realismo. Y como lo comenta este cronista, este cronista se queda con una grave duda: si la imagen que se lanza de Casado es la de reformador de pensiones, naturalmente a la baja, a lo peor se lo ha cargado su muy admirado Mariano Rajoy.