Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "El comunicado del PSOE parecía el acta de entrega de la llave de la gobernación de España a Junqueras"

Ya estamos en el viernes y ya estamos tocando con los dedos el último mes del año. Llega diciembre con el país a medio hacer y metidos en el sindiós éste de tener al gobierno de España haciéndole monerías al partido cuyo presidente cumple pena de prisión por haber arremetido tumulturiamente contra las leyes, contra el gobierno y contra el Estado.

Carlos Alsina
  Madrid | 29/11/2019

Si el desbloqueo político ha de depender de quien tanto ha hecho para desestabilizar el país, más que desbloqueo es escogorcio. Y más que investirse es escoñarse. La escoñadura.

La señora Lastra, el señor Ábalos, el señor Illa --los enviados de Sánchez— le pusieron ayer la alfombra roja a Esquerra Republicana. Le pusieron a alfombra, le pusieron ojitos y le doraron la píldora. Ay Esquerra, que bonita eres, tu Junqueras me enamora. Había empezado la ligeramente bochornosa ceremonia del cortejo la vicepresidenta Carmen Calvo, describiendo al partido que utilizó el gobierno de Cataluña para arremeter contra España en estos hermosos y fraternales términos.

Uno de los grandes partidos históricos de izquierda. En efecto, tiene muchos años de historia Esquerra. Tantos que ochenta y cinco años antes de tener a su líder condenado por el Supremo y encarcelado por sedición ya tuvo a su líder condenado por el Tribunal de Garantías Constitucionales y encarcelado por rebelión: se llamaba Lluis Companys y se alzó contra la II República española porque no le gustaba que el gobierno central no fuera de su cuerda. Un partido histórico. En la deslealtad al Estado.

Empezó la señora Calvo con las pompas de jabón y luego siguieron Ábalos y Lastra, que resumieron el coqueteo con Rufián y Marta Vilalta en un papelito con aroma a rosas. Con aroma a rosas y con las comas repartidas a boleo: si no cuidas la sintaxis cómo vas a cuidar la Constitución española. El papel que difundió el PSOE dice que ambas partes quieren asegurar la estabilidad política… Espera, cámbiame la música de fondo.

Mucho mejor. Ambas partes quieren asegurar la estabilidad política necesaria para dar a España el gobierno progresista que quieren los ciudadanos, recuperar los derechos civiles y laborales cercenados por el PP, afrontar la situación industrial de Cataluña y el conjunto de España y encauzar el conflicto político en Cataluña desde el diálogo.

Más que un comunicado del PSOE es un acta. El acta de la solemne entrega de la llave de la gobernación de España a Oriol Junqueras. A él le corona el PSOE como hacedor de reyes. Si la estabilidad política, la recuperación de derechos, el fomento de la industria y el progreso, en fin, de España depende que Junqueras suba el pulgar y le perdone la vida a Sánchez es que sin Junqueras España está condenada al desbloqueo. Lo que sale de la reunión, obsequiosa, de ayer es esto: el PSOE identificando el progreso del país con Esquerra Republicana de Cataluña. Qué cosas, Pedro, qué cosas.

Qué cosas ha dejado de decir ahora que anda suspirando por que Junqueras le regale una caída de ojos.

Naturalmente el comunicado de Esquerra al terminar la reunión de ayer dice otras cosas: lo de la industria de la automoción ni lo menciona. Dice que el PSOE admite que hay un conflicto político y que está de acuerdo en abrir un diálogo entre partidos e instituciones con la implicación de la sociedad civil, que es la descripción que siempre hace Esquerra de la mesa de negociación que anhela, entre partidos, con relator y metiendo ahí a los sindicatos para que barran, también ellos, para casa, para la causa de la autodeterminación. No consta ni en el comunicado del PSOE ni en el de ERC qué respondieron Lastra y compañía a todo eso.

Concluye Esquerra diciendo: nos mantenemos en el 'no' a Sánchez. Pero a ver, alma de cántaro, si ya estás negociando no estás en el 'no', estás en el 'estamos trabajando en ello'.

No es frecuente que el Rey personalice tanto su discurso, en la entrega de un premio, como anoche hizo con Javier Cercas. Premio Cerecedo de periodismo. Le agradeció al escritor el compromiso con los valores constitucionales y un artículo en concreto que publicó en enero.

¿Qué decía Cercas en aquel artículo de enero? Pues le leía la cartilla a Pablo Iglesias por fomentar problemas ficticios en lugar de resolver problemas reales. 'No soy monárquico', decía Cercas, 'no conozco a nadie con dos dedos de frente que lo sea, pero no creo que la república sea la solución a ninguno de nuestros problemas y sospecho que Iglesias tampoco lo cree. Nuestra monarquía de hoy está basada en los principios republicanos y es heredera, en la práctica, de la última democracia que tuvimos antes de ésta: la II República. Lo que Iglesias debería explicar no es para qué sirve la monarquía, sino para qué serviría cambiarla por una república'. Fin de la cita.

Seguro que te interesa...

VOTA por el mejor monólogo de Carlos Alsina de la temporada 2018/2019

Monólogo de Alsina: "Viendo cómo avanza esta negociación cabe decir que es una sucesión de cesiones de Sánchez"

Monólogo de Alsina: "ERC se ha apuntado al Black Friday y espera conseguir una mesa de negociación a precio de ganga"

Monólogo de Alsina: "Para ERC no parece mal momento, teniendo ahí, humilladito, a Sánchez"

Monólogo de Alsina: "Si eres de derechas, el PSOE nunca pactará contigo, pero si eres de derechas y nacionalista, tienes opciones"

Monólogo de Alsina: "El comunicado del PSOE parecía el acta de entrega de la llave de la gobernación de España a Junqueras"