Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Nueva prescripción en eyaculación precoz

Más de la mitad de las personas con eyaculación precoz no han buscado solución con un especialista (55,06%); sin embargo, si existiera un tratamiento que ayudase a controlar la eyaculación precoz de forma sencilla, fácil y discreta, un 96,63% lo probarían.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | 17/05/2018

Nueva prescripción en eyaculación precoz

Nueva prescripción en eyaculación precoz / Onda Cero

La eyaculación precoz se trata de una disfunción sexual masculina, de origen no orgánico, que consiste en la incapacidad para controlar la eyaculación durante el tiempo necesario para que ambos participantes disfruten de la relación sexual. En algunos casos graves, la eyaculación puede presentarse antes de la penetración o en ausencia de erección. La eyaculación también se considera precoz si la erección requiere una estimulación prolongada, de tal manera que el intervalo de tiempo desde que se alcanza la erección suficiente y la eyaculación se acorta.

Nueve de cada diez españoles saben lo que es la eyaculación precoz (97,96%), aunque tan sólo el 13,32% reconocen padecer ellos mismos o sus parejas este problema (en mayor medida los hombres, personas de clase social alta y con altos ingresos en el hogar). Sin embargo, el 32,87% de los encuestados, conocen a alguien que padece eyaculación precoz.

Más de la mitad de las personas con eyaculación precoz no han buscado solución con un especialista (55,06%); sin embargo, si existiera un tratamiento que ayudase a controlar la eyaculación precoz de forma sencilla, fácil y discreta, un 96,63% lo probarían.

“Hasta ahora, no había tratamientos tópicos autorizados y los médicos sólo podíamos ofrecer un tratamiento sistémico autorizado a los varones con eyaculación precoz”, asegura el doctor Ignacio Moncada, urólogo y secretario general de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva.

Por este motivo Casen Recordati ha lanzado el primer tratamiento de uso tópico de prescripción para la eyaculación precoz (EP). El nuevo medicamento es un aerosol con una mezcla de dos anestésicos que actúa en el glande sin afectar a la sensibilidad del resto del pene. La aplicación es rápida, sencilla y discreta, y la fórmula actúa en cinco minutos. El tratamiento puede usarse a cualquier edad adulta y apenas tiene contraindicaciones.

“Su eficacia persiste e incluso aumenta con el uso repetido en el tiempo. Los ensayos muestran cómo el TLEI (Tiempo de Latencia Eyaculatoria Intravaginal) aumenta de menos de un minuto a hasta 3 minutos en tres meses, y puede llegar a los 6 minutos a los nueve meses. Es fundamental que los pacientes con EP sepan que se les puede ayudar a controlar la eyaculación y que su vida sexual puede mejorar”, destaca Carlos Badiola, director médico de Casen Recordati.

Dos de cada tres españoles (67,38%) consideran que el papel de la pareja es fundamental para sobrellevar y tratar la eyaculación precoz, seguido por un 29,78% que piensan que sí es importante pero no es clave y un 2,84% que opinan que no es importante. Por otro lado, el 56,26% de los encuestados opinan que la eyaculación precoz afecta a la vida en pareja pero no demasiado, mientras el 38,20% opinan que sí afecta mucho y al parecer las mujeres en mayor medida que los hombres.

Para el 65,74% de los españoles, la eyaculación precoz afecta al paciente principalmente, causándole baja autoestima, inseguridad y falta de confianza, mientras que a la pareja le afecta provocando estrés y ansiedad ante las relaciones y puede llegar a evitar los encuentros sexuales, según el 61,45% de los encuestados.

Según señala Ana Rosa Jurado, doctora en medicina, sexóloga y presidenta del Instituto Europeo de Sexología de Marbella, “los hombres suelen mostrarse reacios a hablar del problema por la naturaleza personal del mismo, pero compartirlo con un especialista es el primer paso para mejorar la vida sexual de los pacientes con EP.” Seguro.