Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Diagnóstico Cardiovascular por Imagen

Esta unidad cuenta con dos vertientes: la hospitalaria que se realiza en el hospital HLA Moncloa y la extrahospitalaria, que está ubicada en el centro de Príncipe de Vergara, donde disponen de un ecógrafo de última generación.

Dr. Bartolomé Beltrán
 |  Madrid | 24/12/2019

Cada vez caminamos hacia una medicina más personalizada con los pacientes para poder acompañarlos en todo el proceso asistencial. Un claro ejemplo de ello es la puesta en marcha de una unidad cardiovascular, impulsada por “Analiza”, y con la que la compañía consolida su plan estratégico para dar cobertura integral al diagnóstico.

Esta unidad cuenta con dos vertientes: la hospitalaria que se realiza en el hospital HLA Moncloa y la extrahospitalaria, que está ubicada en el centro de Príncipe de Vergara, donde disponen de un ecógrafo de última generación.

Para conocer en profundidad esta nueva división acude a “¿Qué me pasa doctor?” el Dr. Jorge Solís, responsable de la Unidad de Imagen Cardiovascular. Me comenta que normalmente la parte clínica y la de técnicas de imagen están habitualmente separadas, pero con esta nueva unidad pretenden que estén unidas. De hecho la coordinación entre la parte de diagnóstico por imagen y la parte clínica es uno de los elementos más innovadores de esta división, ya que será la misma persona la que realice las pruebas y atienda al paciente en la consulta. Esto permitirá una detección precoz y un tratamiento temprano de las enfermedades cardiovasculares. “La persona que le va a recibir en la consulta, primero escucha al paciente y después lo explora, para posteriormente realizarle una primera aproximación con una técnica de imagen que es relativamente más asequible, como la ecocardiografía. A continuación, si vemos que hace falta se realizan pruebas más concretas”, afirma el Dr. Solis. Y añade que “cumplimos una función de diagnóstico y otra función de planificación de ayuda al intervencionismo. Una vez más acompañamos al paciente en todo este proceso”, señala el especialista.

El TAC (Tomografía Axial Computarizada) y la Resonancia Magnética son las técnicas diagnósticas más empleadas para detectar patologías cardíacas. “Con el TAC se estudian las arterias coronarias, si tienen obstrucciones o no. También se está utilizando para estudiar la cantidad de calcio que hay alrededor de las arterias porque se trata de un predictor a largo plazo de que se pueda tener un evento cardiovascular. Esto confirma la utilidad de técnicas de imagen en este contexto de pacientes y que nos ayuda a clasificar a aquellas personas que tienen más riesgo cardiovascular”, matiza el responsable de la unidad.

Mucho menos sofisticada que el TAC o la Resonancia Magnética, pero mucho más funcional, es esta otra prueba diagnóstica: el ecocardiograma. Se trata de una técnica no invasiva que permite ver la anatomía del corazón y también cómo funciona. “Podemos utilizar la técnica del Doppler color para ver básicamente la dirección de la sangre. Es una forma muy visual de ver si tiene alguna patología de las válvulas”, afirma el Dr. Solis.

Además el especialista subraya que con este tipo de técnicas se puede definir perfectamente la anatomía corazón e indicarle al cirujano qué tipo de intervención tiene que hacer y dónde está el problema para guiarle. Es lo que hay. Seguro.