Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Consejos para proteger tu piel del frío

Lola Mari Lombardo, spa manager de MountainSpa, aporta consejos a seguir en la estación más fría del año.

Redacción | Madrid
| 10/12/2018

Con la llegada del frío hay que prestar más atención a la piel, ya que las bajas temperaturas, el viento y la nieve causan signos de enrojecimiento y/o deshidratación en la dermis, según recoge Consalud.

Lola Mari Lombardo, spa manager de MountainSpa, aporta consejos a seguir en la estación más fría del año:

1. Escapar del agua muy caliente. Uno de los remedios más tradicionales para calmar la sensación de frío en el cuerpo es tomar un baño caliente. Pero para que este sea completamente placentero y beneficioso, debemos evitar el agua excesivamente caliente, ya que provoca aún más deshidratación de la dermis.

2. Tener especial cuidado con las partes más sensibles del cuerpo. Usar gafas de sol con filtro UV especial o aplicar crema de protección solar en la cara y en los labios son pequeños gestos que ayudan a apaciguar los efectos negativos producidos por el frío en nuestro cuerpo.

3. Hidratar la piel. No hay que escatimar en la hidratación del cuerpo, pues es fundamental para evitar la sequedad, uno de los síntomas del frío más visibles en la piel. Una buena forma de hacerlo es combinar la ingesta de suficiente líquido durante el día y la aplicación de diferentes emulsiones hidratantes en el rostro y el cuerpo, que realmente sean adecuadas a nuestro tipo de piel.

4. No olvidar las manos. Las manchas, la sequedad y las durezas son señales de deshidratación y de envejecimiento de nuestras manos. Los guantes deben formar parte de nuestro ‘outfit’ en el frío, sea cual sea la actividad a realizar, además del uso de una buena crema hidratante de manos.

5. Limpiar, tonificar y proteger la piel. Durante el día, la piel acumula minúsculas partículas que son contraproducentes para la rutina de cuidado diario de la misma. Por ello, ”es importante adquirir una rutina diaria por el día y la noche que limpie, tonifique y proteja nuestra piel”, apunta Lola Mari.