EN BUENAS MANOS

Claves para gestionar el miedo a la recaída en época Covid

Poner el foco en el presente, construir una red de apoyo fuerte o establecer una buena higiene del sueño son algunas de las técnicas para afrontar esa inquietud y que esta no interfiera en el día a día.

Redacción

Madrid | 03.02.2022 11:33

en buenas manos
Claves para gestionar el miedo a la recaída en época Covid | Redacción

El miedo es una de las emociones más comunes entre las personas que han sufrido cáncer y lo han superado. El temor a la recaída, sumado al contexto de pandemia, obliga a muchas personas que han vencido la enfermedad a vivir en alerta constante, influyendo negativamente en su bienestar físico y mental.

Poner el foco en el presente, construir una red de apoyo fuerte o establecer una buena higiene del sueño son algunas de las técnicas para afrontar esa inquietud y que esta no interfiera en el día a día.

“El final del tratamiento suele generar tanto alivio como estrés. Por eso, cultivar la resiliencia es clave para que la sobrecarga emocional derivada de esta situación no afecte a su bienestar integral”, señala María Sánchez, e-Health Medical Manager de Cigna España.

Cigna propone consejos para mitigar la angustia de la recaída durante la crisis sanitaria:

-El miedo suele generar malestar por algo que ha sucedido o sucederá

Para combatirlo, una práctica muy útil es centrarse en el día a día. Lo más conveniente es adecuar las expectativas y exigencias a cada persona, pues volver a tener una vida totalmente plena y activa tras superar un cáncer es un proceso que requiere tiempo y espacio, tanto a nivel mental como físico. El deporte puede convertirse en un aliado en este sentido.

-Evitar la sobreinformación para controlar pensamientos irracionales

En el contexto actual, buena parte de la información relacionada con la COVID-19 lleva asociada una carga emocional negativa. Este hecho hace que leer el periódico o ver el telediario pueda generar desconcierto, nerviosismo o ansiedad. Para evitarlo, lo más idóneo es dosificar la información que se recibe, eligiendo una franja horaria para prestar atención a los medios de comunicación.

-Tejer una red de apoyo fuerte como vía de escape de las preocupaciones

En el caso de las personas que han superado un cáncer, este apoyo social también tiene una influencia positiva sobre la experiencia del paciente: a través del contacto con otras personas se establecen vínculos de amistad y de información, recibiendo apoyo material, emocional y afectivo ante el miedo que se sufre en el día a día.

-Establecer un patrón de sueño saludable de acuerdo con las necesidades individuales

Desde que comenzó la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, el estrés, la ansiedad y los cambios de hábitos han incrementado los problemas de sueño entre la población. Para combatir esta situación y recuperar una buena higiene de sueño es fundamental evitar sustancias excitantes como la cafeína o la teína, exponerse a la luz de la mañana para generar sincronización circadiana e implantar una rutina para acostarse y levantarse.

-Confiar en los partners de salud como una vía de atención médica de calidad

La apremiante necesidad de tratar a personas infectadas por la COVID-19 ha propiciado que muchos pacientes oncológicos hayan retrasado su tratamiento. Sin embargo, no hay que olvidar que el sistema sanitario se ve también reforzado por la existencia de partners de salud que pueden realizar un seguimiento continuo de los pacientes.