nueva variante coronavirus

Así es BA.2, la nueva variante sigilosa de ómicron que ya ha llegado a España

La nueva subvariante de ómicron, BA.2, sigue impactando con fuerza por toda Europa, a medida que se multiplica la cifra de contagios. Conoce aquí todas las claves de la llamada 'variante sigilosa'.

ondacero.es

Madrid | 28.01.2022 07:05

Así es BA.2, la nueva variante sigilosa de ómicron que ya ha llegado a España
Así es BA.2, la nueva variante sigilosa de ómicron que ya ha llegado a España | EFE

España ha detectado los tres primeros casos de la variante sigilosa de la ómicron, la BA.2, en plena sexta ola y tras tres días consecutivos con la incidencia acumulada en descenso. Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad, durante la última jornada, la incidencia ha caído 73 puntos, hasta situarse en los 3.194 casos por cada 100.000 habitantes y se han registrado 133.553 contagios y 215 muertes.

Dos de los casos del sublinaje de la variante ómicron detectados en España se han notificado en Cataluña y el tercero en las Islas Baleares, tal y como han informado desde los Departamentos de Salud de las dos comunidades autónomas. En concreto, el caso de Baleares ha sido descubierto por el servicio de Microbiología del Hospital Universitario Son Espases, de Palma. Además, la Comunidad de Madrid ha confirmado dos casos más.

A pesar de que sigue en ascenso, muchos ciudadanos se preguntan si es necesario extremar las precauciones o no. Consulta aquí todas las claves de esta variante 'sigilosa'.

¿Es más peligrosa?

Hasta el momento, no existen evidencias de que la subvariante BA.2 sea más grave que la BA.1 (la original), aunque los países que ya la han detectado en sus territorios coinciden que aún es pronto para saber si ómicron BA.2 es más virulenta.

De momento, en países como Reino Unido la tasa de contagios por BA.2 es todavía muy baja, por lo que se deduce que las vacunas siguen siendo efectivas contra esta subvariante, que sigue sin superar las cifras de la variante original. Además, en Dinamarca donde esta subcepa ya representa la mitad de todos los casos de ómicron, los estudios iniciales no muestran un mayor riesgo de hospitalización de los pacientes con BA.2.

El doctor Vicente Andreu Fernández, director del Máster Universitario en Epidemiología y Salud Pública de la Universidad Internacional de Valencia, ha apuntado que la subvariante de ómicron BA.2 no parece ser más grave. "Respecto a su virulencia y transmisibilidad, con los datos actuales no disponemos de evidencias que indiquen de que BA.2 sea más grave que BA.1 (la variante ómicron más extendida). Aunque es pronto para sacar conclusiones al respecto, los primeros datos en Dinamarca indican que no se observa mayor grado de hospitalización en los pacientes", ha resaltado este experto.

Respecto a la eficacia de las vacunas, Vicente Andreu Fernández argumenta que "todos los datos preliminares indican que mantienen su efectividad frente a esta nueva variante".

¿Es más transmisible?

La subvariante BA.2 es conocida como la 'ómicron sigilosa' porque no cuenta con la mutación característica en el gen S que permite que la variante original de Ómicron sea detectada en un test PCR, según la información publicada por 'Euronews'. Esto implica que la BA.2 podría ser más difícil de distinguir de otras variantes en pruebas rutinarias PCR y más transmisible, aunque aún no hay suficientes estudios que lo certifiquen.

No obstante, otros investigadores han indicado que su transmisibilidad es superior a la variante más extendida de ómicron y por tanto debería considerarse una variante independiente con una denominación específica por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Dónde apareció esta subvariante?

La variante ómicron BA.2 se sospecha que apareció por primera vez en India y desde allí saltó a China donde fue detectada por primera vez en diciembre de 2021. Actualmente se ha registrado en más de 40 países como Dinamarca (donde representa más del 40% de los nuevos casos), Reino Unido, Suecia, Singapur, Australia, Canadá o Israel, con 8.500 casos detectados, siendo unos 6.700 confirmados mediante secuenciación del genoma del virus.