Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

A través de redes sociales

Ucrania acusa a Rusia de herir a varios militares y apresar tres de sus buques

La Armada de Ucrania acusó este domingo a los guardacostas rusos de apresar tres de sus buques y de disparar y herir a varios tripulantes de la flotilla ucraniana que se dirigía al estrecho de Kerch, que separa los mares Negro y Azov.

EFE | Madrid
| 25/11/2018
Una imagen del estrecho de Kerch (Rusia)

Una imagen del estrecho de Kerch (Rusia) / EFE

La fuente precisa en su página de la red social Facebook que los buques apresados son las lanchas artilladas "Berdiansk" y "Nikopol" y el remolcador "Yani Kapu", que habían partido desde el puerto de Odessa, en el mar Negro, con rumbo al de Mariúpol, en el Azov.

El ataque, que se produjo después de que Moscú acusará a la flotilla ucraniana de violar sus aguas territoriales, habría sido perpetrado por un embarcación guardacostas del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Según la fuente, la lancha rusa atacó a las ucranianas en aguas neutrales, después de abandonar la zona de 12 kilómetros de aguas territoriales rusas.

Ante esta situación, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, ha convocado al Estado Mayor del Ejército, informaron otros medios oficiales.

Mientras, el representante ucraniano ante la ONU, Vladímir Yelchenko, aseguró que Kiev se dirigirá al Consejo de Seguridad para denunciar la agresión rusa en los mares Negro y Azov.

Ucrania ya había acusado a una lancha guardacostas rusa de embestir a uno de sus remolcadores cuando este circunnavegaba esta mañana la península de Crimea.

Pese a las advertencias rusas, la flotilla ucraniana siguió su curso, motivo por el que las autoridades portuarias cerraron el estrecho de Kerch.

De acuerdo con el FSB, los tres buques ucranianos que partieron hoy del puerto de Berdiansk, en el mar de Azov, para socorrer a la flotilla, han regresado a su puerto de origen para evitar ser apresados.

Rusia acusó a Ucrania de intentar provocar "una situación de conflicto en la región", mientras la Cancillería ucraniana pidió a la comunidad internacional que condene las agresiones rusas.

La tensión en el Azov se disparó desde que Moscú construyó el puente de Crimea que une la península con Rusia, tras lo que redoblaron las inspecciones de los buques ucranianos, lo que Kiev considera un bloqueo de facto de sus puertos en el Azov.