Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN LA DECIMOSEXTA JORNADA DEL JUICIO

Los escoltas de Urdangarin llevaban documentos de Nóos a la gestoría, según un contable

Carlos Medina, un trabajador del bufete que realizaba la contabilidad y gestión laboral de las empresas que eran propiedad de Iñaki Urdangarin y Diego Torres, ha contado al tribunal que, a veces, la documentación de esas sociedades la llevaban en sobres a su oficina escoltas del marido de la infanta.

EFE | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 11:28 horas

Iñaki Urdangarín

Iñaki Urdangarín / EP

En su declaración como testigo por videoconferencia, durante la decimosexta jornada del juicio, Medina ha detallado que a veces los escoltas eran quienes llevaban la documentos al despacho y también los recogían, una tarea que en otras ocasiones hacían mensajeros.

Medina, que trabajó como contable en el Bufete Medina Tejeiro, ha detallado que ese despacho realizaba servicios de contabilidad y gestión laboral para Nóos Consultoría, el Instituto Nóos, Aizoon, Virtual Strategies, Shiriamasu, De Goes y otras sociedades propiedad de Torres y de Urdangarin, una labor que desempeñaba principalmente su socio Luis Tejeiro.

El contable fue el fundador de dos empresas que acabaron formando parte de ese entramado, tal como ha contado al tribunal. Creó dos mercantiles a las que se ha referido como "sociedades cajón", que son constituidas, dadas de alta y registradas para "cuando algún cliente tenía necesidad".

Le vendió por 3.000 euros cada una dos de ellas a Torres, Shiriaimasu y Araujuzón, de las cuales la última cambió de nombre para pasar a ser Nóos Consultoría.

Medina ha declarado que fue trabajador ficticio para el grupo empresarial, cuando fue contratado como administrativo por varias de las empresas de Torres y Urdangarin para las que en realidad no prestó servicios y cuya nómina, que ascendía a 300 euros, nunca cobró.

Lo hizo "como favor", porque se lo pidió Marco Tejeiro, con quien mantenía "una pequeña amistad", en nombre de su cuñado Diego Torres. Posteriormente el propio Torres le reiteró la petición y aceptó porque no tenía ninguna repercusión fiscal ni le comprometía a nada.

Medina ha explicado que Marco Antonio Tejeiro -señalado por Urdangarin y Torres como el responsable de la facturación de las empresas-, no tenía conocimientos contables antes de 2008, que fue el año en el que se formó en esta materia.

El juicio del caso Nóos ha alcanzado hoy la decimosexta jornada, segunda en la que comparecen testigos de los alrededor de 380 que han sido citados hasta mediados de mayo.

De los 17 acusados, únicamente tres han asistido hoy a la vista oral en la sala Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) habilitada para celebrar el juicio: el exdirector general de Deportes, José Luis "Pepote" Ballester, el ex asesor jurídico del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) y Diego Torres.