Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Entre Corcheas 30/04/18

Programa 05: "Stabat Mater" de Luigi Boccherini

Os dejamos el nuevo podcast de Entre Corcheas con la cellista Irene Ortega, en esta ocasión dedicado al compositor italinano Boccherini y su Stabat Mater.

Julián Vigara | Murcia
| 23/06/2019

El 28 de mayo de 1805 moría en Madrid el gran compositor italiano Luigi Boccherini; o quizás deberíamos decir español (como los ingleses dicen de Händell), ya que Luis Boquerini, como firmaba en sus obras y documentos, residió en España desde la primavera de 1769, en que llegó a Aranjuez alentado por el entonces embajador de España en París, hasta la fecha de su fallecimiento.

Estando en Arenas de San Pedro al servicio del Infante Don Luis, hermano de Carlos III, Boccherini compuso su primera versión del Stabat Mater en 1781 para una formación de soprano y quinteto de cuerda. Los interpretes fueron su mujer, la soprano Clementina Pelicho, el propio autor y el cuarteto formado por la familia Font (Francisco, el padre, que tocaba la viola, y sus hijos Antonio, Pablo y Juan) que junto a Boccherini formaban el grupo instrumental que estaba al servicio del Infante (según algunos musicólogos, en esta relación de Boccherini con el cuarteto Font está el origen de sus quintetos con dos cellos).

Sin lugar a dudas, Boccherini compuso esta obra bajo la influencia del Stabat Mater más famoso y divulgado del XVIII, el de Pergolesi (influencia a la que ni J. S. Bach había podido sustraerse realizando una versión personal); pero Boccherini trasciende su modelo en estilo y forma componiendo una obra en la que, por encima de todo, está presente su característico estilo galante y una mayor elaboración y riqueza de las voces interiores en la línea de lo que también se estaba haciendo en centroeuropa, consiguiendo un maravilloso Stabat Mater. Los dos utilizan el tradicional texto del monje medieval Jacopone da Todi: el napolitano lo divide en doce partes y el luqués en once. Esta primera versión, hasta época reciente, ha sido muy poco conocida debido a que solo existía un manuscrito que perteneció a Luis Picquot y que hoy día se conserva en la Librería del Congreso de Washington.

No se sabe por qué razón, si por interés de algún editor francés, por necesidades económicas o por dar nueva vida a una gran obra que permanecía apartada, Boccherini emprende en 1800 una segunda versión de su Stabat Mater pero en este caso para tres voces, 2 sopranos y tenor, y orquesta de cuerda, nominándola como op. 61. En 1805 el editor francés Sieber publicó la partitura con el consentimiento del autor a pesar de las desavenencias económicas, aunque ya en 1801 el editor napolitano Amiconi había realizado una edición de la obra sin que al parecer lo supiera el autor.

En 1803 Boccherini regaló el manuscrito de esta 2ª versión a la pianista francesa Sophie Gail que lo había visitado en Madrid (inventora de una de las leyendas más conocidas sobre Boccherini: la de que había muerto pobre y desahuciado en ‘una casa que tenía una sola habitación para él y sus hijas’, cuando la realidad era todo lo contrario), ya que Boccherini era por entonces muy apreciado y conocido en París a la vez que uno de los músicos más publicados por los editores de música.

Texto Tomás Garrido:

PINCHA AQUÍ y podrás escuchar íntegro el Stabat Mater

Retrato anónimo de Boccherini tocando el violonchelo, c. 1764–1767, National Gallery of Victoria, Melbourne, Australia.

Retrato anónimo de Boccherini tocando el violonchelo, c. 1764–1767, National Gallery of Victoria, Melbourne, Australia. / National Gallery of Vcitoria