Un partido marcado por la polémica arbitral.

Un punto que sabe a poco

Un gol de Manu Barreiro salvó al Lugo de perder tres puntos después de realizar una primera parte excelente en la que solo faltó el gol.

ondacero.es

Lugo | 22.02.2021 09:53

Un punto que sabe a poco
Un punto que sabe a poco | CD Lugo

El Club Deportivo Lugo consiguió el empate ante el Logroñés en un partido marcado por la polémica arbitral.

Un gol de Manu Barreiro salvó al Lugo de perder tres puntos después de realizar una primera parte excelente en la que solo faltó el gol. El Lugo salió al Ángel Carro dominando desde el primer minuto, con un centro del campo formado por Carlos Pita y Juanpe Jiménez ahogó la construcción de fútbol del rival desde el inicio. La pareja en las bandas formada por el Puma Rodríguez y Apiah, que debutaba como titular, ofrecío al equipo de Medhi Nafti la profundidad necesaria para encerrar a un Logroñés que se vio superado por la presión alta y el desborde por los costados. Lo intentó primero el Puma con un gran disparo y le secundó Apiah pocos minutos después con una jugada individual partiendo desde la derecha cuyo disparo se marchó por encima de la meta defendida por Santamaría. El Lugo fue claro dominador, con un juego fluido y alegre al que tan solo le faltó la rúbrica del gol. La primera y única ocasión de peligro del conjunto riojano llegó a escasos minutos del descanso con un remate de Bobadilla tras un saque de esquina que se marchó fuera.

Las dos tarjetas mostradas por Moreno Aragón a Pita y a Juanpe en la primera mitad marcaron el encuentro. Nafti sustituyó a ambos al descanso porque como reconoció él mismo en la rueda de prensa posterior "veía venir" la expulsión. La nueva pareja de mediocentros formada por Hugo Rama y Xabi Torres restó equilibro al Lugo en la zona de creación. El jugador santiagués se encontró desubicado en ese puesto y eso espoleó al Logroñés. En una pérdida de balón en medio campo llegó el gol del conjunto riojano. La cabalgada desde la izquierda del lateral lucense Iago López, tras una gran combinación al primer toque con Leo Ruíz, finalizó en un penalti a favor de los visitantes. Andy no perdonó desde los once metros y el tanto desconcertó al Lugo. Más todavía cuando el central Alex Pérez no vio la segunda amarilla tras interponerse en un saque del guardameta lucense. Nafti puso a toda la artillería sobre el terreno de juego y Manu Barreiro hizo el resto. Un cabezazo de Valentín en segunda jugada provocó que el balón cayera en el área pequeña, donde Barreiro, con un control con el pecho primero y un toque para orientarse después, fusiló la portería del Logroñés. Con el empate se equilibraron las fuerzas aunque la balanza parecía decantada para el Lugo. Cuando mejor estaban los locales, Moreno Aragón quiso su minuto de gloria y expulsó a Hugo Rama con una segunda tarjeta amarilla muy rigurosa. Ahí murió el partido y ambos conjuntos firmaron un empate que permite al Lugo mantener su condición de invicto en casa y alejarse a 8 puntos de los puestos de descenso.

LO MÁS