Los afición valencianista recupera la ilusión

Los secretos de José Bordalás

Buen arranque liguero para el Valencia CF

Eduardo Esteve

Valencia | 14.09.2021 11:35

Bordalás, un centurión para liderar el Valencia.
Bordalás, un centurión para liderar el Valencia. | Valencia CF

La llegada de Bordalás al Valencia CF ha cumplido lo que de él se esperaba en este arranque de liga. En la presentación del alicantino se insistió en el mensaje de "recuperar el ADN valencianista". Con diez puntos de doce posibles tanto la afición como el propio club se encuentran encantados con su llegada.

Los números no engañan

El Valencia afrontará el partido del domingo ante el Real Madrid compartiendo liderato con su rival. Aunque todavía es pronto incluso para fijar el objetivo muchos piensan ya en que éste debería ser el de volver a Europa. Es cierto que el calendario era favorable al tener que enfrentarse a Getafe, Granada, Alavés y Osasuna en esas primeras jornadas de liga. Pero al margen de los números las sensaciones que deja no pueden ser más positivas.

Solidez defensiva

Uno de los grandes problemas de la pasada temporada fue encajar demasiados goles. La endeblez defensiva de los de Javi Gracia fue un hándicap importante. El Valencia acabó la temporada con 53 goles en contra. En los primeros cuatro partidos de la presente campaña solo ha encajado dos goles, ninguno de ellos en Mestalla. La llegada de Alderete, petición del propio Bordalás, ha sido una de las claves para experimentar esa mejoría. El ADN valencianista del que se habló en la presentación de Bordalás llevaba parejo conseguir una mayor contudencia defensiva. Y, de momento, en esa faceta Bordalás lo está consiguiendo.

Compromiso de los futbolistas

No es casualidad que tras la victoria ante Osasuna, Gonzalo Guedes declarara que "creo mucho en el míster y en la plantilla". Al igual que sucediera con Marcelino y Parejo, Bordalás está sacando la mejor versión del portugués. Y como el propio entrenador manifestaba "Guedes puede ser un futbolista diferencial". Lo está siendo.

La familia y la exigencia

No cabe duda que Bordalás es un entrenador exigente. A lo largo de estas últimas semanas lo hemos podido observar en muchos de sus entrenamientos. Sin embargo para el alicantino es fundamental crear equipo, conseguir que todos se sientan comprometidos y parte importante de este Valencia CF. Los abrazos del pasado jueves y el gesto de chocar las manos de los futbolistas del banquillo en cada gol que los valencianistas marcaban en El Sadar son otra muestra de las intenciones del míster: hacer del vestuario una familia.

Sensaciones positivas

Es evidente que aún es pronto para hacer cualquier juicio de valor. Sin embargo las sensaciones que transmite el equipo son tan positivas en todos los aspectos que es normal que el aficionado valencianista recupere la ilusión. Nada que ver con el Valencia de Celades o el de Javi Gracia.