Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Prometían trabajos como empleadas del hogar

La Policía Nacional desarticula un grupo que obligaba a prostituirse a mujeres en prostíbulos de Elche, Torrevieja y Los Montesinos

Han sido detenidos 17 personas y liberadas seis víctimas captadas en Venezuela y Colombia

Onda Cero Elche / David Albeorla | Elche
| 29/06/2018
Vehículo de la Policía Nacional

Vehículo de la Policía Nacional / Onda Cero Elche

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que explotaba sexualmente a mujeres en la provincia de Alicante y la Región de Murcia.

Han sido detenidas 17 personas y practicados seis registros domiciliarios en los municipios de Elche, Torrevieja y Los Montesinos.

Precisamente el grupo tenía en Elche y Torrevieja los prostíbulos en las que alojaban a las víctimas, que eran captabas bajo la falsa promesa de un trabajo como cuidadoras o empleadas de hogar.

Durante la operación policial se ha logrado liberar a nueve mujeres.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 18 y 75 años, y de nacionalidad española, colombiana y venezolana, están acusados de los presuntos de un delito de trata de seres humanos con fin de explotación sexual, así como de favorecer la inmigración clandestina y de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Nueve de los arrestados han ingresado en prisión, mientras que las mujeres liberadas de la banda están recibiendo asistencia de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituta.

Según ha informado la Policía Nacional, las víctimas eran captadas en Colombia y Venezuela, sus países de origen, siendo seducidas en muchas ocasiones por personas de su propio entorno con ofertas de buenos empleos, tanto en Colombia como en España. Se les prometían trabajos como cuidadoras o empleadas de hogar.

Una vez aceptado el trabajo y cuando ya estaban camino de su destino, las víctimas conocían que los trabajos no se correspondían con lo que se les había prometido, debiendo además hacer frente a una deuda con la organización como consecuencia de los gastos afrontados por esta para su salida del país de origen y traslado al de destino.

La investigación comenzó el pasado mes de febrero a raíz de que el Grupo Operativo de Extranjeros de la Comisaria de Cartagena detectara una posible víctima de trata de seres humanos.