Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

"Conseguidor" de los contratos públicos para la 'Púnica'

Alejandro de Pedro: "Una cosa es firmar las cuentas y otra que me las tenga que leer"

El empresario Alejandro de Pedro, considerado el "conseguidor" de contratos públicos para la trama Púnica, ha dicho este viernes, sobre las cuentas de los trabajos que realizó para el PP de Madrid y el Gobierno regional, que "una cosa es firmarlas y otra cosa es que me las tenga que leer".

EFE | Madrid
| 12/02/2016
El empresario Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica

El empresario Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica / EFE

En su comparecencia en la comisión de corrupción de la Asamblea de Madrid, ha recordado que el PP de Madrid le contrató para llevar a cabo estrategias de posicionamiento para políticos en la campaña electoral de 2011 y, a continuación, desarrolló estas tareas para el Gobierno regional encabezado entonces por Esperanza Aguirre.

"Una cosa es el Gobierno, otra la Comunidad de Madrid y otra el PP. Si (quieren decir que) con el dinero que me pagan desde la Comunidad yo he trabajado para el PP, eso es totalmente falso", ha sostenido.

De Pedro, que está imputado en el caso Púnica, ha asegurado que tiene una "ética profesional" y que "jamás" ha hecho "nada raro", y ha criticado supuestos comentarios que el juez encargado del caso ha hecho sobre él.

"Me ha llamado conseguidor, no sé de qué, y cabecilla, me ha puesto a la altura del señor (David) Marjaliza, comprenderá cómo me encuentro", le ha comentado al portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, en referencia al presunto cerebro de la trama.

El empresario, que se ha mostrado incómodo e inquieto en su comparecencia ("No estoy acostumbrado a estos sitios, me encuentro algo nervioso"), ha defendido la gestión al frente de su empresa.

"Jamás he pagado una comisión por un trabajo y jamás me han pagado por no hacer nada", ha sostenido.

Sin embargo, ha reconocido que desconocía la manera de facturar las cuentas de su compañía en la etapa en la que trabajó para el Gobierno regional.

"Una cosa es firmar (las cuentas) y otra cosa es que me las tenga que leer", ha dicho.

De Pedro se ha remitido en varias ocasiones a las declaraciones que hizo en su día ante el juez y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para evitar contestar.

Por ello, ha optado por no explicar en la Asamblea cómo llegó a trabajar para el PP, qué trabajos concretos le pidió que hiciera el partido, cuál era su relación con Marjaliza o qué conversaciones mantuvo con el exconsejero madrileño de Presidencia Salvador Victoria (PP), imputado también en el caso Púnica.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco cree que Victoria dio trato de favor a De Pedro con contratos de reputación e influencia en redes sociales favorables a políticos que podrían haber sido abonados con dinero público.

Sin embargo, Victoria negó en sede judicial haber hecho pagos en negro a De Pedro, para el que aseguró que se limitó a mediar en el cobro de facturas pendientes por unos 21.000 euros por sus trabajos de posicionamiento en Internet para la Comunidad de Madrid.

En la sesión de la comisión de corrupción, De Pedro ha explicado que en su trabajo hay una parte de labor comercial y, por ello, ha tenido que "exagerar ciertas cosas", pero ha pedido que no le juzguen por sus conversaciones.

"Piensan que soy el monstruo de los monstruos y que me dedico a repartir el dinero de unos a otros, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio", ha declarado.

El empresario cree que si el Gobierno regional decidió contratarlo fue por su "valía" y porque, al haber trabajado previamente para el PP en la campaña electoral de 2011, ya tenía una "carta de presentación".

Preguntado sobre si el Ejecutivo madrileño estaba preocupado por la imagen de la entonces consejera de Educación, Lucía Figar, y el sucesor de Aguirre al frente del Gobierno, Ignacio González, ha afirmado que "jamás" trabajó para esas personas, sino que lo hizo "hacia el cargo que ostentaban".

De Pedro ha negado que el PP le deba 140.000 euros por trabajos relacionados con Ignacio González, como supuestamente dijo ante el juez su hermano y compañero de trabajo Adrián De Pedro, tal y como ha comentado el portavoz de Podemos en la comisión, Miguel Ongil.

"No me he leído (su declaración) porque no me atrevo (...) tampoco me he leído la mía", ha indicado el empresario.

Por otro lado, ha asegurado que cuando empezó a trabajar con el Gobierno regional no conocía a Victoria, a Figar ni a la exdirectora de Medios de la Comunidad de Madrid Isabel Gallego, imputados todos ellos en el caso Púnica, y que a González no lo conoce ni ha estado "nunca" con él.

Asimismo, ha comentado que no sabe por qué no lo localizaron previamente en otras dos ocasiones para asistir a la comisión porque ha asegurado que su teléfono móvil y su correo electrónico son "públicos" y, además, está activo en la red social Facebook.

De Pedro ingresó en prisión el 30 de octubre de 2014 y quedó en libertad el 7 de enero de 2015 tras pagar 50.000 euros de fianza.