Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HEPATITIS C

Unas 7.000 personas en Baleares podrían tener hepatitis C sin saberlo

Son datos que ha facilitado hoy en una rueda de prensa el sindicato CCOO, previo al coloquio Hepatitis C, Problema de salud pública y azote del profesional sanitario, y que están basados en información de las asociaciones de afectados por la enfermedad.

EFE | Palma de Mallorca | 26/02/2015

En Baleares existen unas 3.000 personas diagnosticadas con hepatitis C, pero se calcula que hay unas 7.000 que podrían estar contagiadas sin saberlo, en gran parte porque se trata de una enfermedad silenciosa y que tarda en dar la cara.

Son datos que ha facilitado hoy en una rueda de prensa el sindicato CCOO, previo al coloquio Hepatitis C, Problema de salud pública y azote del profesional sanitario, y que están basados en información de las asociaciones de afectados por la enfermedad.

Entre las reivindicaciones que realizan los representantes del sindicato está que Baleares realice ya un censo oficial de la enfermedad con el fin de atajarla cuanto antes y que se garantice el tratamiento a todos los pacientes.

"Hay que tomar decisiones políticas y no económicas", ha resaltado el secretario de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios (FSS) estatal de CCOO, Antonio Cabrera, quien ha recordado que el consejo interterritorial se comprometió en diciembre realizar este censo, sin que hasta se hayan dado cifras.

Otro de los temas que preocupa es cómo afecta la enfermedad al personal sanitario y, en especial, que el asunto está en manos de la industria farmacéutica que "se permite multiplicar por 100 el importe del medicamento".

El tratamiento actual para paliar la hepatitis C tiene un coste de producción real de 100 euros, mientras se vende a entre 40.000 y 100.000 euros, según el precio de venta que imponen las farmacéuticas a los distintos países, ha señalado el adjunto a la Confederal Estatal de Protección Social de CCOO, Enrique Martín.