Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

JORNADA 27 | REAL MADRID 3-0 LEVANTE

Real Madrid 3 - 0 Levante

El color blanco se vuelve a llevar en lo más alto de la clasificación de la Liga. El Real Madrid recupera el liderato en solitario al derrotar de forma sencilla por 3-0 ante un Levante que terminó con diez por la roja directa a David Navarro. La noticia más negativa es la lesión de Carvajal, que tuvo que retirarse en camilla. El Barça ya no depende de sí mismo para ganar el título.

Jorge Bautista |  Madrid |  09/03/2014

La Liga se vuelve a teñir de blanco. Tras pasar el Atlético una noche compartiendo coliderato con el Real Madrid, el equipo de Carlo Ancelotti se ha impuesto de forma fácil al Levante por 3-0 con tantos de Cristiano, de Marcelo y con otro de Nikos en propia puerta. Podía haber sido una derrota más abultada viendo la fragilidad granota, pero Keylor Navas estuvo maravilloso, una vez más, y se doctoró en el Bernabéu.

Y es que a pesar del buen tiempo que hacía en Madrid a la hora del partido, en la Castellana se vivía un vendaval. Se sentía una auténtica tormenta debido al juego desplegado por los de Ancelotti. No eran ráfagas, era un aluvión y un martilleo total en el área de Keylor Navas. El Levante no sabía por dónde le iba a venir la siguiente, porque por más agazapado y atrás que estaban los granotas, eran incapaces de detener al dragón blanco.

Era como si el campo estuviera inclinado hacia la portería del meta costarricense. Por la derecha, por el medio, por la izquierda... todo, absolutamente todo, se jugaba en el campo levantinista. Era lógico, el liderato estaba en juego, y el Real Madrid no tenía la más mínima intención de dejar nada al azar. Viendo los primeros diez minutos, lo raro es que el partido llegase con 1-0 al descanso.

Providencial Keylor
Fue por dos razones. La primera, porque Cristiano abrió el marcador con un inapelable testatarzo a un corner botado por Di María. Pero sobre todo fue por la segunda razón. Y es que Keylor Navas estuvo inmenso. Rápido, acertado, ágil bajo palos y seguro con los puños en los balones aéreos. La actuación del meta, en la agenda de muchos grandes, fue vital. Sobre todo con una parada brutal a cabezazo de Benzema en la que se transformó en felino para que el cuero no entrase en su arco.

El paso por vestuarios no alentó a un Levante que no tardó nada en ver el 2-0 en el tanteador. Un gol, un golazo, de Marcelo, al que muchos echaron bastante de menos en el partido ante el Atlético en el Calderón. El brasileño combinó con Cristiano por banda izquierda y con un potente y colocado derechazo puso el esférico en las mallas del Levante. El resultado era ya demasiado como para pensar en solucionar el encuentro en una acción aislada.

Roja directa a David Navarro
Porque nada estaba haciendo el Levante en ataque. Y como en ataque era más bien poco, se empezó a emplear en defensa. Se empezó a emplear con dureza en defensa. Si ya Ivanschitz había hecho a Varane en la primera parte una entrada de roja directa que ni siquiera fue objeto de amarilla, los granotas comenzaron a sacar la segadora. Tanto fue que David Navarro tomó rumbo a vestuarios al resultar expulsado por una dura acción con Cristiano Ronaldo que desató la ira de Caparrós con la grada madridista.

El partido estaba ya finiquitado y todo era cuestión de que llegara el final del partido. El guión era el que el Real Madrid había soñado, con amarilla incluida para Ramos que le asegura jugar ante el Barcelona en el Santiago Bernabéu. Y con algunos minutos para Jesé, que ha perdido protagonismo con la vuelta de Cristiano y el momento de forma de Bale. Ni siquiera sufrieron en los minutos finales gracias a un autogol de Nikos al despejar hacia su propia puerta un centro sin peligro. El borrón es la lesión de Carvajal, que se tuvo que retirar en camilla a falta de dos minutos...

Un partido menos para el final de la Liga y el Real Madrid no sólo sigue líder en solitario sino que manda al Barça a cuatro puntos y hace que los azulgranas ya no dependan de sí mismos para hacerse con el título. El Atlético, eso sí, sigue al acecho. El torneo de la regularidad centra su mirada en la capital de España.