Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PROBLEMAS DE FRENOS PARA FERNANDO

Rosberg gana en el GP de España por delante de Hamilton con Sainz noveno y Alonso 'K.O'.

Exhibición de poder de Mercedes en el GP de España para demsotrar que han mejorado y mucho con respecto a Baréin. Ferrari está aún más lejos, y Nico Rosberg ha salido victorioso ante Hamilton en su pelea con Hamilton. Sainz terminó noveno y Alonso abandonó por un problema de frenos.

Jorge Bautista  | Madrid | 10/05/2015

Rosberg saluda al público

Rosberg saluda al público / Getty Images

Dos semanas más habrá que esperar. Dos semanas, las que van del GP de España al GP de Mónaco, para ver si por fin, y en la sexta prueba del año, McLaren-Honda suma sus primeros puntos en el Mundial 2015. Button tuvo bastantes problemas y Alonso abandonó por fallos en el sistema de frenos. Desde la barrera vio el asturiano la que es primera victoria de la temporada de un Nico Rosberg que sufrió menos de lo esperado ante Lewis Hamilton.

Y es que ni pudo plantar batalla el británico. No pudo ni tan siquiera en la salida, pues su arranque fue bastante malo y no sólo vio alejarse a Nico, sino también a Sebastian Vettel. El alemán, que sí estuvo preciso, adelantó a un Lewis que se tiró bastante rato viendo el alerón trasero del Ferrari. De un Ferrari que no se iba abajo con el paso de las vueltas y que hicieron que Mercedes tuviera que recurrir al 'plan B'.

Suficiente fue eso para pasar al tetracampeón en la última de las tres paradas. Para que, a pesar de que Rosberg le sacaba más de quince segundos a falta de diez vueltas, no se diese por vencido. No viese imposible llegar al líder y superarle para sumar una victoria. No pudo, y Nico tuvo una carrera soñada, con tranquilidad y sin necesidad de defenderse del piloto que lleva su mismo coche.

Lo necesitaba como el comer, como el mismo dijo en la rueda de prensa posterior a la clasificación. Cuatro carreras, cuatro suplicios para un Rosberg que veía incluso a Ferrari a su nivel a pesar de conducir él un Mercedes. A la quinta fue la vencida, con pole incluida, y con 25 puntos que valen tanto para animar el Mundial como para aumentar su autoestima de cara al futuro.

Sainz suma dos puntos
Eso sí, qué gran final de carrera se marcó Hamilton. Y mejor aún fue el que hizo Carlos Sainz. No pudo mantener la quinta posición de salida ante el empuje y el poder de esos motores Ferrari y Mercedes que dejan a Renault en pañales, pero a pesar de la limitación de su unidad de potencia él no se vino abajo. No se rindió cuando peores parecían las cosas y las últimas cinco vueltas fueron un deleite para el respetable de Montmeló.

Porque lo tenía todo pensado. Calculado en su cabeza. Guardar rueda, ir despacio, para tirar al final al máximo con menos gasolina y con más goma que sus competidores. Con sus compañeros de Toro Rosso y Red Bull. Con un Verstappen al que pasó como un avión y con un Kvyat que le puso en más dificultades. Que le llegó a tocar incluso y que le obligó a usar los exteriores de la pista para evitar un mal mayor. Noveno, y dirección de carrera decidió no sancionar ni a uno ni a otro.

Alonso, fuera por problemas de frenos
Dos puntos. Justo lo que Alonso pensaba, en las simulaciones que habían hecho, que podían conseguir. Que podían, y que no lograron. Ni él ni Jenson Button. El McLaren-Honda del británico apenas fue competitivo, y el de Fernando lo fue hasta que se 'rompió'. Los frenos le dijeron adiós y en la vuelta 28 fue directo a 'boxes' para hacer que la prueba de Barcelona fuera pasado cuando para otros era presente todavía.