Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HAMILTON SALÍA ÚLTIMO Y ACABÓ SÉPTIMO

Rosberg consigue la victoria en China con Alonso 12º y Sainz noveno

Nico Rosberg continúa con paso firme en el Mundial 2016. El alemán ha logrado la tercera victoria en tres carreras que llevamos de curso al imponerse en el GP de China por delante de Vettel y de Kvyat. Hamilton, que salía último, ha terminado séptimo después incluso de perder su alerón delantero en la salida. Sainz ha terminado noveno y Alonso ha sido 12º.

Jorge Bautista | Madrid | 17/04/2016

Rosberg rueda en China

Rosberg rueda en China / Getty Images

Nico Rosberg sigue sumando victorias y puntos en este 2016. Tres carreras y tres triunfos para el de Mercedes y para que cada vez sean más los puntos que tiene de ventaja con respecto a Lewis Hamilton en la lucha por el Mundial de esta temporada. El alemán ha vuelto a dominar sin demasiados problemas durante las 56 vueltas del GP de China para imponerse sobre Shanghái y para ocupar el escalón más alto de un podio completado por Vettel y Kvyat.

Qué pocas carencias tiene el Mercedes. Qué buen trabajo han hecho los de la estrella con su motor y con su chasis para crear una máquina perfecta. O casi perfecta, porque de nuevo las salidas han demostrado ser el punto débil de los plateados. Sólo al comienzo fue cuando Rosberg vio algún peligro, peligro mínimo, para su al final cómoda victoria. Ricciardo le adelantó gracias a la goma superblanda, la misma goma superblanda que pinchó cuando era líder en la tercera vuelta y que volvió a llevar a Nico a la primera posición.

Una posición que no perdería. Una en la que volvería a demostrar que los tiempos han cambiado. Que ya no se siente inferior a nadie y que no tiene intención de relajarse ni de perder una ocasión que cada vez es más única para él de cara a lograr ser campeón del mundo. Con Hamilton luchando desde atrás, tocándose con un Sauber y teniendo esa 'suerte' del 'safety car' para reintegrarse al grupo y poder ser finalmente séptimo, Rosberg no levantó el pie del acelerador.

Toque entre Ferrari

Ni tampoco levantó su mirada de los neumáticos, unos que aguantó más que nadie. Sí, ahí también es muy bueno el Mercedes, porque la degradación de las gomas, en una pista como en China y en una temporada en la que la estrategia es tan importante, fue mínima para Nico. Ni lo notó, ni notó tampoco a nadie por detrás que le ejerciera una presión lo suficientemente importante para forzar algún error. Sus rivales estaban lejos.

Lo estaban porque si Hamilton salía último, con todo lo que ello conlleva, los dos Ferrari se tocaron nada más salir y dejaron a Raikkonen sin alerón delantero. Vettel se libró de un paso anticipado por el pit lane, y aunque ambos continuaron en pista su impacto desequilibró la balanza en favor a Rosberg. Aún con Seb segundo, el tetracampeón tuvo imposible competir de tú a tú por el triunfo con Nico. Al menos sí se pudo ver una buena pelea entre Raikkonen y Hamilton. La ganó Kimi.

Honda solo resiste a Honda

También le ganó Alonso la partida a Jenson Button, y eso que por momentos el británico parecía imponer el ritmo del superblando en las vueltas finales. Eso sí, su disputa no le valió ni a uno ni a otro para acabar sumando algún que otro punto, pues de nuevo se vio en todas las luchas que mantenían con el resto que ese motor tiene un déficit de potencia más que evidente. En la pista con la recta más larga del Mundial es un gran hándicap.

Cada piloto que se les acercaba era una posición que sabían que iban a perder. Era una posición que, tarde o temprano, iban a ceder. Mucho trabajo tienen en Honda, como también lo tienen en Renault, pues a pesar de la resurrección de Red Bull el problema ahora lo tienen con sus coches amarillos. De eso no tienen que preocuparse ya en Toro Rosso, que han vuelto a realizar una gran carrera con Verstappen y con Carlos Sainz.

Rusia, siguiente escala

El holandés fue octavo, y el español noveno. Ambos aprovecharon los problemas de Valtteri Bottas al final de carrera y de un equipo Williams que sigue siendo tremendamente irregular en tanda larga. Buenos puntos para el piloto madrileño, que protagonizó unos buenos duelos durante las 56 vueltas que duró la prueba. Y buena tendencia para llegar a Rusia, siguiente parada del Mundial. Rosberg no tiene intención de detener su racha de victorias, y Hamilton debería reaccionar sí o sí si no quiere ver cada vez más puntos entre él y su compañero en Mercedes en la lucha por el título.