Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ESPERA UN MUNDIAL IGUAL DE "APASIONANTE" QUE EN 2015

Lorenzo: "No me veo favorito para el Mundial de este año"

El actual campeón del mundo de MotoGP advierte de que los cambios en la electrónica y en los neumáticos hacen incierto cualquier pronóstico de cara a esta temporada. "Ha habido tantos cambios en la electrónica y en los neumáticos, que no sabemos cómo se van a adaptar los pilotos a esos cambios. Todavía es muy pronto para sacar conclusiones", comentó Lorenzo.

 |  | 21/01/2016

Jorge Lorenzo, durante la presentación de la Yamaha de 2016

Jorge Lorenzo, durante la presentación de la Yamaha de 2016 / Efe

Jorge Lorenzo, triple campeón del mundo de Moto GP (2010, 2012 y 2015), dijo no notarse favorito para ganar el Mundial este año y declaró que la relación que pueda tener con su compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi, es fruto de "un interés particular que pueda tener la prensa".

En el último campeonato, Lorenzo logró la victoria final en la última carrera, en la Comunidad Valenciana, y superó en la clasificación final a Valentino Rossi en solo cinco puntos. "Ojalá sea igual de apasionante el Mundial de 2016 que el del año pasado, o incluso más. Parece que las Ducati cada vez están más cerca, igual que las Suzuki, y si tenemos las dos Yamaha, y a la fiesta se unen esas dos, tendremos un espectáculo excitante e imprevisible", dijo Lorenzo.

Pese a ser el último ganador del título mundial, Lorenzo dijo no sentirse favorito para repetir victoria. "No me noto favorito, aunque se supone que el vigente campeón es el que nace como favorito. Seguro que Rossi querrá revancha, pero Pedrosa y Márquez y otros pilotos también son candidatos", confesó.

"Ha habido tantos cambios en la electrónica y en los neumáticos, que no sabemos cómo se van a adaptar los pilotos a esos cambios. Todavía es muy pronto para sacar conclusiones", comentó.

"Nosotros creo que tenemos una gran base. Yamaha trabajó mucho hace un año para trabajar los defectos que teníamos y ahora la cuestión es cómo estos dos cambios influirán en el comportamiento de la moto en el circuito", señaló Lorenzo, que acudió al stand de Air Europa en la Feria Internacional del Turismo, en Madrid.

El incidente que sigue coleando meses después es el que protagonizó Valentino Rossi con Marc Márquez en Sepang, cuando el italiano fue penalizado a salir desde la última plaza en la siguiente carrera tras propinar una patada al piloto español. Sobre ese asunto, en el que se cruzaron declaraciones entre los diferentes protagonistas posteriormente, Lorenzo evitó profundizar.

"Hubo ese contacto en Sepang, pero en todo momento no tuve contacto alguno con ninguno en la pista. Es un problema que ellos tienen que solucionar hablándolo en el futuro. Yo fui muy limpio en todas las luchas que tuve con el resto de pilotos y es un tema de Márquez y de Rossi", apuntó.

"Sé que eso tiene un interés particular de la prensa, pero no es lo que me preocupa, sino el estar preparado para este año. Está el morbo de si nos llevamos bien o no Rossi y yo, o si nos damos la mano o no, pero al final es un deporte individual que si todo el mundo se lleva bien es el mejor. Si nos llevamos bien será mejor para nosotros y peor para la prensa", concluyó.