Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Jornada 9 | LaLiga

El Barcelona, líder gracias al tridente 'MSG' y a la derrota del Real Madrid

El F.C.Barcelona ha ganado en Ipurua donde el Eibar, aunque dio la cara en la primera parte, no ha podido hacer nada ante el tridente formado por Messi, Suárez y Griezmann.

ondacero.es
  Madrid | 19/10/2019

Los primeros minutos fueron el Barça tocando y rompiendo fácilmente la línea de presión adelantada del Eibar.

Los locales se reencontraron con el juego poco a poco, aunque no tuvieron ocasiones claras. Eso sí, consiguieron meter al Barça en su campo, con centros al área y jugadas a balón parado.

Pedro León tuvo una buena ocasión con un disparo que no encontró portería, lo que después pagó cuando llegó el primer gol del Barça gracias al francés, Antoine Griezmann, que definió un gran pase de Clément Lenglet.

En los siguientes minutos, el Eibar acució el golpe aunque pronto volvió a intentar asediar a los culés, pero no con acierto.

Los de Valverde necesitaban oxígeno ante el constante asedio del Eibar y se encomendaban a Messi y a Suárez con balones nada sencillos, pero que incomodaban a los locales.

En la segunda parte, el Eibar arrancó con una presión asfixiante que hacía que el Barcelona no pudiera salir de su campo con la comodidad que es habitual.

Pese a todo, otra genialidad de Messi y Suárez asustó al Eibar. Ipurua tuvo que esperar al VAR para volver a respirar después de que el gol del uruguayo fuera anulado por fuera de juego.

Pero con Messi de por medio no hay sustos, y el argentino aumentó la diferencia en el marcador tras una jugada aturullada.

Pocos minutos después, el tridente blaugrana entró de nuevo en acción para que Luis Suárez marcase a puerta vacía tras un pase de Messi, al que le llegó el balón de Griezmann.

Los armeros no podían hacer nada más ante la calidad individual de los culés, pero la grada seguía animando pese al 0-3, consciente de que para el Eibar sigue siendo una fiesta jugar en la máxima categoría.

Con el partido sentenciado, el ritmo por parte de los dos equipos frenó en el último cuarto de hora y Valverde realizó cambios pensando en la Champions.

Messi tuvo una falta a favor de las que le gustan, pero su disparo se marchó por encima de la portería de Dmitrovic.

El Eibar dio el partido por perdido, pero Messi no se quería rendir, y un pase suyo a Suárez casi acaba en el cuarto gol de un Barcelona que se estaba gustando.

Y así acabó el choque, con un equipo culé superior pero no avasallante ante un Eibar que hizo todo lo que pudo ante un rival lleno de genialidades individuales.