Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EUROBASKET | ITALIA 86-81 ESPAÑA

España cae contra Italia y jugará en cuartos de final ante Serbia

La selección española de baloncesto despidió la segunda fase con derrota ante Italia (86-81), con prórroga incluida. Los de Orenga llegaron bien a la recta final, pero unos tiros libres fallados unidos al desacierto español decantaron la balanza del lado de Italia. En cuartos, toca Serbia.

antena3.com | Eslovenia
| 16/09/2013
Luigi Datome tira ante la defensa de Marc Gasol y Víctor Claver

Luigi Datome tira ante la defensa de Marc Gasol y Víctor Claver / EFE

La selección española perdió ante Italia por 86-81, tras una prórroga y se clasifica como cuarta del grupo F, gracias a que perdió Grecia, en la segunda fase del Europeo, por lo que se medirá a Serbia en cuartos de final este miércoles.

La clasificación para cuartos de final, conseguida antes de empezar el partido, pareció no sentar bien al equipo español, que tardó casi cuatro minutos en conseguir su primera canasta y que aceptó un 5-0 de inicio.

A los cinco minutos, el marcador era de 10-5 con 8 puntos de Belinelli y con una defensa española que hacía aguas por todas partes, sin llegar a ningún lado y que permitió tiros francos de todos los colores y desde todas posiciones.

Mientras, Marco Cusin colocó tres tapones a los jugadores españoles. Luigi Datome, la otra estrella de los transalpinos, cometió dos faltas consecutivas, la segunda y la tercera, en el minuto 6,15 (13-7), dejando a su equipo sin uno de sus referentes.

El equipo español siguió sin reaccionar y acabó el primer cuarto, seguramente el peor de todo el campeonato, siendo doblado por los italianos, 24-12, y con Marc Gasol en el banquillo con dos faltas personales.

Mejor segunda parte
El segundo periodo fue, en sus inicios, el día con respecto a la noche. Sergio Rodríguez fue el revulsivo y anotador de un parcial de 0-12 que igualó el marcador, 24-24, en apenas 4 minutos. Un poco de actividad defensiva e Italia sin Belinelli y Datome lo hicieron posible.

Hasta el descanso, luces y sombras, momentos de buena y activa defensa, y momentos de lagunas importantes; momentos de acierto ofensivo personal y otros de opacidad absoluta a la hora de ver aro.

Al descanso, empate a 37 y sensaciones contrapuestas por parte de los dos equipos. España salió con defensa en zona, con dispar efectividad y con Marc Gasol sumando puntos (20 en el minuto 26, 43-48) ya que sus compañeros le buscaban una y otra vez y, esta vez, le encontraron.

En este cuarto el pívot anotó 15 de los 19 puntos que consiguió el equipo. Italia comenzó a dar síntomas de asfixia con las piernas cada vez más pesadas y con menos oxígeno a la hora de lanzar desde la media y larga distancia. El parcial de 0-12 en 6 minutos, del 43-42 (min. 23) al 43-54 (min.29), lo certifica plenamente. Al término del tercer cuarto, 45-56.

Sergio Rodríguez y Marc, magistrales antes del apagón
En los últimos diez minutos, España intentó alcanzar la velocidad de crucero agarrándose a Sergio Rodríguez, que sigue demostrando su gran momento de baloncesto, y con Marc como mariscal de campo con mando en plaza, llegando a los quince puntos de ventaja, 45-60 (min.32), pero ahí se acabó casi todo.

El equipo español estuvo cuatro minutos sin anotar y un parcial de 11-0 para los italianos, metió el partido en un pañuelo, 62-66, que acabó en empate a 70 y la consiguiente prórroga.

Italia volvió a adelantarse casi un partido después, 72-70 (min.41) y Orenga tuvo que parar el partido porque los transalpinos agarraban la victoria por las orejas, 78-72 (min. 42.30).

El partido se torció definitivamente y los italianos consiguieron una ventaja que ni por asomo esperaban. España perdió el partido y mucha de su credibilidad, con Marc Gasol anotando 32 puntos y capturando 10 rebotes, metiéndose en los cuartos de final por la puerta de atrás.