Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Se ha levantado la prohibición de aparcar en la almendra central a los no residentes

Hoy sigue limitada a 70 la velocidad en la M-30 por la polución

El Ayuntamiento de Madrid ha levantado para este viernes la prohibición de aparcar en la almendra central a los no residentes por el episodio de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2), aunque se mantiene el límite de velocidad en la M-30 y vías de acceso desde el anillo que forma la M-40, por donde se deberá circular a un máximo de 70 kilómetros por hora.

EFE | Madrid | Actualizado el 08/12/2017 a las 07:20 horas

Boina de contaminación en Madrid

Boina de contaminación en Madrid / EFE

El Consistorio ha desactivado el 'escenario 2' del protocolo, aunque mantiene el 'escenario 1', al haber descendido ayer los niveles de este contaminante y ser la previsión meteorológica favorable a la ventilación atmosférica para los próximos días.

El 'escenario 2' implicaba la prohibición de aparcar en las plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) a los no residentes.

En un comunicado, el Ayuntamiento de la capital ha recomendado "encarecidamente" la utilización del transporte público y, para aquellas personas que necesiten desplazarse en vehículo privado, el uso compartido de los vehículos.

El Consistorio activó el martes por la noche el protocolo contra la contaminación y ayer, miércoles, lo elevó a 'escenario 2', lo que implicaba que ayer los coches de no residentes no pueden aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) entre las 9.00 y las 21.00.

Hoy, al ser festivo, los parquímetros no expenden tiques y los no residentes pueden aparcar sin pagar.

Antes de este mediodía, el Consistorio informará de las medidas a adoptar y que se aplicarán el sábado en función de la previsión meteorológica y de si los niveles de contaminación continúan altos.