Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tras la investigación por las emisiones de sus diesel

Renault niega que tenga dispositivos de fraude y asegura cumplir las normas

Renault ha reaccionado a la apertura de una investigación de la justicia francesa por las emisiones contaminantes de sus vehículos diesel y aclara que sus motores respetan la legislación y no tienen dispositivos de fraude.

EFE | Madrid | Actualizado el 13/01/2017 a las 16:54 horas

Logotipo de la marca Renault

Logotipo de la marca Renault / gettyimages

En un comunicado Renault ha dicho que toma nota del procedimiento abierto, que se ha puesto en manos de tres jueces instructores, aunque puntualiza que no ha tenido confirmación oficial.

En cualquier caso, el fabricante francés subrayó que tiene intención de "hacer valer sus derechos" y repitió la que ha sido "su posición constante" en este asunto.

Afirmó en primer lugar que respeta la legislación francesa y europea, que todos sus vehículos han sido homologados conforme a la legislación y se conforman a las normas en vigor, y que "no están equipados con programas de fraude para los dispositivos de descontaminación".

Además recordó que la Comisión Europea, las autoridades de regulación y los constructores automovilísticos coinciden en que hay que reforzar las reglas, y por eso se ha elaborado la futura reglamentación Euro6d.

La empresa destacó que intenta solventar lo presentado en los resultados en septiembre de 2015 de la comisión técnica del Gobierno francés, que han servido de base para la investigación judicial iniciada ahora porque mostraban unas fuertes diferencias entre los niveles de contaminantes en condiciones reales de conducción y en las pruebas de homologación.

En concreto, recordó que en marzo de 2016 presentó ante esos técnicos "un plan completo de reducción de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de sus vehículos diesel Euro 6b" en condiciones de uso habitual por sus clientes que "se ha considerado transparente, satisfactoria y creíble".

Los test de esa comisión independiente creada por el Gobierno francés para evaluar coches de todas las marcas tras las revelaciones del fraude de Volkswagen en sus motores diesel pusieron en evidencia que las cantidades de NOx en condiciones reales, en particular en el Captur y el Espace, eran varias veces superiores a las que se habían obtenido en la homologación en laboratorio.

Los técnicos consideraron, por otro lado, que habían podido demostrar, pero tampoco descartar que, al margen de Volkswagen, otras marcas también recurrían a dispositivos de fraude similares.

Las acciones de Renault, han estado bajando cerca del 3,5 % después de que se tuviera noticia de la apertura de la investigación judicial.