Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

mejora la tasa de detección humana

Descubren un método de alerta temprana para detectar la depresión en las fotos de las redes sociales

Científicos norteamericanos han descubierto un sistema de alerta temprana para detectar la depresión a través de las fotos en las redes sociales, ya que se vuelven "más azules, grises y oscuras y muestran menos caras".

Agencias | Madrid | Actualizado el 12/08/2017 a las 14:43 horas

La depresión es uno de los factores de su aparición

La depresión es uno de los factores de su aparición / Pixabay

La nueva investigación, publicada en la revista 'EPJ Data Science', demuestra que los ordenadores, aplicando el aprendizaje automático, pueden detectar con éxito a personas deprimidas a partir de pistas en sus fotos de Instagram. La tasa de detección de las computadoras es un 70% más confiable que la tasa de éxito del 42% de médicos de medicina general que diagnostican la depresión en personas. "Esto apunta hacia un nuevo método para la detección precoz de la depresión y otras enfermedades mentales emergentes" dice Chris Danforth, profesor de la Universidad de Vermont que co-dirigió el nuevo estudio.

Los científicos recogieron 43.950 fotos de Instagram de 166 voluntarios. El estudio fue diseñado de manera que aproximadamente la mitad de los participantes informaron haber estado clínicamente deprimidos en los últimos tres años. Luego analizaron estas fotos, utilizando las ideas de una investigación psicológica bien establecida, sobre las preferencias de las personas sobre brillo, color y sombreado. "El análisis de píxeles de las fotos en nuestro conjunto de datos reveló que los individuos deprimidos en nuestra muestra tendían a publicar fotos que eran, en promedio, más azules, más oscuras y más grises que las publicadas por individuos sanos", explican los autores.

Las caras en las fotos también resultaron una pista para proporcionar señales sobre la depresión. Los investigadores encontraron que las personas deprimidas eran más propensas que las personas sanas a publicar una foto con caras de personas, pero estas fotos tenían menos rostros en promedio que las de personas sanas. "Menos caras pueden ser un indicador tangencial de que los usuarios deprimidos interactúan en entornos más pequeños", señalan los investigadores.

El autor piensa que este tipo de aplicación puede ser muy prometedor para ayudar a las personas a principios de la aparición de la enfermedad mental, evitar diagnósticos falsos y ofrecer una nueva criba de menor costo para los servicios de salud mental, especialmente para aquellos que de otra manera no tendrían acceso a un experto cualificado, como un psiquiatra.