Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

el aparato es portugués

Protección Civil desmiente la caída de un avión de los que combaten el incendio en Portugal

El comandante de Protección Civil de Portugal, Vítor Vaz Pinto, desmintió las informaciones sobre la caída de uno de los aviones en los incendios que afectan desde la semana pasada al concejo portugués de Pedrógão Grande, aunque admitió que recibieron esa noticia y enviaron efectivos a la zona del supuesto accidente.

EFE | Madrid | Actualizado el 20/06/2017 a las 21:10 horas

Un avión de extinción combate el fuego en Portugal

Un avión de extinción combate el fuego en Portugal / EFE

"No tengo conocimiento de la caída de ningún avión" que haya sido contratado o que estuviese al servicio de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), dijo Vaz Pinto en rueda de prensa.

No obstante, reconoció que se enviaron equipos de búsqueda a la zona, en las proximidades de Ouzenda, en el término municipal de Pedrógão Grande, al tiempo que precisó que allí había una caravana abandonada con botellas de gas en su interior que pudo haber explotado y crear "confusión".

Vaz Pinto no supo explicar cómo llegó a propagarse esa información, que ha generado gran confusión en el centro de control de Avelar, desde el que se coordinan las tareas de extinción del fuego que arrasa el centro de Portugal desde el pasado sábado.

El comandante explicó que se ha "reajustado el plan estratégico de acción" para combatir las llamas, misión en la que trabajan más de 1.200 efectivos terrestres, apoyados por medios aéreos, algunos enviados de España, Italia, Francia y, desde este tarde, también Marruecos.

El balance de víctimas mortales se mantiene en 64, y los heridos son ya 160, de los que siete se encuentran en estado grave.

La situación esta tarde es especialmente preocupante en Góis, localidad situada a unos 40 kilómetros al norte de Pedrógão Grande, epicentro de la tragedia