Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Fundación José Manuel Lara

María Teresa León, más allá de Alberti

Definida así misma como "la cola del cometa", la que fuera compañera del poeta Rafael Alberti durante al menos cincuenta años, es rescatada en 'Palabras contra el olvido. Vida y obra de María Teresa León (1903-1988)'. Un trabajo de José Luis Ferris, ganador del Premio Antonio Domínguez Ortiz de Biografías 2017, donde pretende reivindicar el papel nunca antes concedido a una mujer excepcional y relevante en la generación del 27.

Carlos Rodríguez |  Madrid |  Actualizado el 07/07/2017 a las 11:08 horas

El hartazgo mueve al autor. José Luis Ferris (Alicante, 1960) se empeña con esta biografía en una misión: que la "sociedad despierte". El objetivo fijado es que en sus palabras contra el olvido se reconozca por fin el bagaje literario de María Teresa León y sus obras vuelvan a reeditarse. Incluso que sus novelas integren los planes de estudios o que sus textos puedan aparecer en una prueba de Selectividad. Para Ferris, es de "justicia histórica" reivindicar el papel de la que considera "la gran prosista del 27", siempre a la sombra del poeta Rafael Alberti, y que bien merecería al menos estar a la altura de figuras coetáneas como Rosa Chacel o María Zambrano.

La excelsa vida de María Teresa León es proporcional a su obra. "La suya fue una historia marcada por el amor y el desamor, el combate y el destierro, el compromiso y la soledad, el ruido y el silencio, la guerra y la pasión por la vida", sintetiza José Luis Ferris quien la define también como una incesante memorialista. En su haber, un vasto repertorio de géneros. Se prodigó en los relatos, también en las piezas teatrales y guiones cinematográficos además de artículos en prensa. Y todo bajo un mismo propósito, ser la voz de los exiliados, la de los perdedores. Y esa es la gran aportación de su narrativa que no merece ser exiliada dos veces.